Público
Público

La Abogacía exige el "cese inmediato" de las devoluciones en caliente

Emite un duro comunicado en el que recuerda que el ordenamiento jurídico prohíbe estas devoluciones, que impide identificar situaciones de vulnerabilidad como las que padecen menores, víctimas de trata o solicitantes de protección internacional.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Amnistía Internacional señala un año más al Gobierno español por el uso excesivo de la fuerza contra los inmigrantes en las fronteras de Ceuta y Melilla. El último informe de la ONG asegura que 2014 fue "un mal año para los derechos humanos", que aquí arrancó con la muerte de 14 personas en la playa de El Tarajal, en febrero de 2014.

MADRID.- El Consejo General de la Abogacía Española ha rechazado hoy "las devoluciones en caliente" que se efectuaron en la frontera de Ceuta la madrugada del pasado día 1 y ha exigido "el cese inmediato de este tipo de prácticas que conculcan derechos fundamentales".

Para la Abogacía resulta "inexplicable" que "pese a las reiteradas advertencias del Consejo de Europa en 2016, se sigan cometiendo estas irregularidades

En un comunicado, la Abogacía recuerda que ese día intentaron sobrepasar la valla de Ceuta un millar de inmigrantes, pero solo dos lo lograron debido a que se practicaron "devoluciones en caliente" a Marruecos.

"Un vez más, la Abogacía Española quiere recordar que nuestro ordenamiento jurídico prohíbe las devoluciones sin realizar un procedimiento individualizado que garantice, entre otros derechos, la asistencia letrada", explica.


Reitera que "todo procedimiento de devolución o de rechazo debe respetar la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional aplicada en España, y en consecuencia, seguir el 'principio de no devolución'.

En su opinión, la ausencia de procedimientos individuales impide identificar situaciones de vulnerabilidad como menores, víctimas de trata, o solicitantes de protección internacional.

Para la Abogacía Española resulta "inexplicable" que "pese a las reiteradas advertencias realizadas por el Consejo de Europa a lo largo de 2016 en relación a este tipo de prácticas, se sigan cometiendo irregularidades ya denunciadas.

Y expresa su preocupación por todas las personas que sufrieron lesiones y fueron expulsadas a Marruecos el pasado día 1, ya que "se desconoce si han recibido la atención médica necesaria"