Publicado: 12.01.2016 17:12 |Actualizado: 12.01.2016 21:30

El grupo chino que compró el Edificio España renuncia a su remodelación y podría venderlo

El motivo serían dificultades técnicas que supone la obligación mantener intacta la fachada, impuesta por la Comisión Local de Patrimonio Histórico (que controla la Comunidad de Madrid y en la que también participa el Ayuntamiento de la capital)

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Edificio España, uno de los rascacielos más emblemáticos de la capital, que el Banco de Santander ha vendido al magnate chino Wang Jianli.

El Edificio España, uno de los rascacielos más emblemáticos de la capital, propiedad del magnate chino Wang Jianli, dueño del grupo Wanda. 

MADRID.- Wanda Development Madrid ha decidido cerrar la sede que abrió en España con el objetivo de remodelar el Edificio España, el rascacielos adquirido en julio de 2014 por el magnate chino Wang Jianlin, cuya reforma está en el aire por las supuestas pretensiones de la empresa de vender el inmueble.

Fuentes conocedoras de la operación han confirmado que el grupo chino, propietario de un 20% del Atlético de Madrid, cerrará su oficina en la ciudad después de meses de polémica con el Ayuntamiento de Madrid sobre la reforma de la torre, ubicada en la céntrica plaza de España y en su día el más alto de Europa.

Wanda —que este mismo martes ha anunciado la compra de los estudios de cine Legendary Entertainment, creador de superproducciones como Jurassic World o El caballero oscuroquería tirar abajo el edificio y reconstruir la fachada con un diseño idéntico al actual, una pretensión que rechazó el Ayuntamiento debido al rango de protección de la fachada, considerada patrimonio de la ciudad.



Tras conocer con "sorpresa" el cierre de la oficina en Madrid y las supuestas pretensiones de la empresa de no llevar a cabo la remodelación, el Ayuntamiento de Madrid ha tratado sin éxito de contactar con la multinacional

Tras conocer con "sorpresa" las noticias sobre el cierre de la oficina en Madrid y las supuestas pretensiones de la empresa de no llevar a cabo la remodelación, el Ayuntamiento de Madrid ha tratado sin éxito de contactar con la multinacional. Así lo ha asegurado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, que ha apuntado que en la actualidad su departamento estaba estudiando un informe de detalle sobre las obras presentado por Wanda después de que, tras meses de polémica, la empresa manifestase en octubre su intención de comenzar las obras sin tirar la fachada.

El Gobierno municipal ha recordado que Wanda compró el edificio en el verano de 2014 —con el objetivo de poner en marcha un hotel, un centro comercial y viviendas— a sabiendas de que el inmueble estaba entonces protegido con un nivel 3 parcial por su valor histórico-artístico, lo que impedía tirarlo abajo.

Poco después, la Comisión local de patrimonio histórico, en la que participan la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, accedió a rebajar su blindaje para favorecer la puesta en valor de un edificio muy degradado debido a su inactividad —está desocupado desde hace años—, pero obligando a respetar la fachada.

En julio de 2015, el grupo Wanda pidió al Ayuntamiento, entonces ya gobernado por Ahora Madrid, tirar la fachada alegando motivos de seguridad, una propuesta que rechazó el Consistorio esgrimiendo varios informes que sostenían que se podía reformar el edificio sin llegar a ese extremo.

El Consistorio rechazó la propuesta de "desmontar" la fachada, esgrimiendo informes que sostenían que se podía reformar el edificio sin llegar a ese extremo

Finalmente, la multinacional china manifestó al Gobierno encabezado por Manuela Carmena su intención de comenzar la obra en breve sin tirar fachada a mediados de octubre de 2015, momento desde el que no había noticias sobre el proyecto. Tras conocer el paso atrás de Wanda, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado que las inversiones "son tan importantes como el patrimonio", que las administraciones tienen la responsabilidad de cuidar, tras las críticas de diferentes portavoces a la gestión del Ayuntamiento sobre el proyecto.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha instado al Gobierno municipal a ponerse las "pilas" para conseguir nuevos inversores en lugar de "ahuyentarlos", mientras que la portavoz del PP en la capital, Esperanza Aguirre, ha considerado "gravísimo" que se pierda la inversión.

El grupo municipal de Ahora Madrid ha contestado en Twitter a Aguirre que el urbanismo a la carta del PP es lo que ha generado "indefensión, paro y burbuja inmobiliaria". "Para hacer negocios en Madrid hay que cumplir la ley y respetar el patrimonio histórico de la ciudad. El Edificio España no es excepción", ha agregado este grupo.

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha anunciado que su grupo se reunirá los próximos días con la filial madrileña para tratar de "salvar" esta inversión. En las filas de Ciudadanos, su portavoz autonómico, Ignacio Aguado, ha calificado como "negativo" dejar escapar a un inversor tras no ser "capaces" de alcanzar un acuerdo.