Publicado: 24.03.2014 07:00 |Actualizado: 24.03.2014 07:00

"Los hombres matan a las mujeres porque pueden"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En México un 47% de las mujeres mayores de 15 años ha sido víctima de violencia de género. La falta de atención del Estado, una sociedad permisiva con este tipo de violencia y el narcotráfico son algunos de los motivos por los que México se encuentra entre los países con mayores tasas de violencia machista.

Karla Michel Salas Ramírez (1980, Ciudad Juárez) es una valiente abogada mexicana que lucha por los derechos de las mujeres en su país y también fuera de él. Premiada con galardones que reconocen su labor en esta materia, como el premio Derechos Humanos 2010 otorgado por el Consejo de Abogados de Europa, Karla Michel desarrolla una batalla contra la violencia de género en el país del mundo en el que probablemente más casos de este tipo se suceden.

¿Por qué en México hay esta violencia exagerada contra las mujeres?

Lo primero, hay una debilidad legislativa clara. Hasta 1993 las mismas Naciones Unidas no dijeron que la violencia contra las mujeres es una violación a los derechos humanos. La relatora de las Naciones Unidas sobre la violencia contra las mujeres, Rashida Manjoo, dijo que "los hombres matan a las mujeres porque pueden" y eso es lo que sucede en México. Hay una cultura que es permisiva. Cuando un marido maltrata a su mujer o una niña es víctima de violencia sexual por padres o abuelos, la sociedad la normaliza, lo calla.Hay una permisividad social que justifica esa violencia.

Otro punto cultural es que lo hombres creen que el cuerpo de las mujeres les pertenece y que pueden incluso privarlas de la vida. Luego hay que apuntar la impunidad, y es que el 98% de los crímenes están en impunidad.El Estado ni los gobernantes luchan contra este problema. Y claro, no nos podemos olvidar del narcotráfico. El circuito creado por productores, distribuidores y consumidores de droga es el culpable de gran parte de esta violencia. Si ya teníamos un problema en el país, el narcotráfico lo ha multiplicado.

¿Por qué acusa al Estado de ser uno de los principales culpables de la violencia de género?

El Estado no cumple su trabajo. No manda mensajes claros de que está para proteger; no manda mensajes claros de que la violencia contra las mujeres no está permitida, que no está tolerada; porque sí se permite y se tolera este tipo de violencia. Y porque su política de seguridad no ha considerado que esa violencia se ha exacerbado contra las mujeres, y ahora mismo, simplemente, las mujeres y las niñas son invisibles. En México las más pobres son las mujeres; los más analfabetos, son las mujeres; las más desempleadas, son las mujeres; las que peor cobran, son las mujeres.

¿Qué importancia tiene la representación femenina en puestos políticos para la lucha contra este problema?

Nosotras siempre decimos: 'cuerpo de mujer no garantiza conciencia de género'. Es importante que las mujeres ocupen escaños, pero desgraciadamente ese hecho no se ha visto reflejado en las leyes.

"Ahora mismo para el Estado, simplemente, las mujeres y las niñas son invisibles"¿Qué tipo de campañas ha llevado a cabo el Estado mexicano para tratar de concienciar sobre este tema?

Justo falta una decisión desde las más altas esferas del Estado, desde donde se mande un mensaje muy claro, para que la población y los servidores públicos sepan que la violencia machista no está permitida y que debe ser perseguida y castigada.

¿Ha habido mejoras en la defensa de la mujer?

Hemos avanzado. En 2007, por primera vez, tras 30 años de lucha, conseguimos una ley general de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia. Esta ley ha permitido identificar todas las formas de violencia contra las mujeres, establece la responsabilidad del Estado en la prevención, atención y la sanción de la violencia. Rompemos así el mito de que este tipo de violencia es sólo cuestión entre particulares. También a partir de la sentencia de Campo Algodonero hemos conseguido introducir en el Código Penal el tipo penal de feminicidio. Esto significa que ya es oficial que no se puede matar a las mujeres.

¿Copiaría alguna de las políticas realizadas en España?

España siempre ha sido un referente para el caso mexicano. En el DF se adoptaron muchas de las políticas implementadas en España, como la labor judicial respecto a estadísticas, medidas contra la violencia, medidas de protección a las víctimas y políticas en derechos sexuales y reproductivas como la irrupción legal del embarazo. Por cierto, España debe defender los avances logrados en esta materia.

¿Cómo es ser abogada feminista en México?

Yo me denomino abogada pro derechos humanos y feminista. No tengo ningún problema en definirme como feminista, pero hay un estigma o estereotipo alrededor a esta palabra. En México hay graves condiciones de riesgo para quienes trabajan defendiendo los derechos humanos y peores aún para quienes defendemos los derechos de las mujeres. Hay agentes del Estado —y no del Estado— en contra de nuestro trabajo; los que trabajamos en esta materia hemos sufrido atentados contra nuestra propia vida. Por ejemplo, una compañera sufrió cinco disparos, pero sobrevivió; más tarde la trasladamos a Ciudad de México pensando que allí estaría más tranquila, pero le volvieron a atacar. Ahora mismo debe ir permanentemente con escolta.

 ¿De qué ha valido la cuarta edición de 'Feminicidio en Mesoamérica', celebrada en Madrid?

Este foro ha permitido abordar desde diferentes perspectivas el feminicidio, en este caso desde lo que sucede en Guatemala, en el Salvador y en México. Y de todo lo que hemos hablado han salido conclusiones pero también más preguntas. No pretendemos sacar soluciones, pero sí empezar a dibujar algunas alternativas. Una conclusión clara es que los feminicidios se pueden erradicar. Cuando haya países en los que se respeten los derechos humanos y a las mujeres, desaparecerán estos crímenes.

¿Cómo entendemos los feminicidios?

Los feminicidios son la máxima expresión de la violencia de género, es la violencia contra las mujeres por el mero hecho de ser mujeres.

¿Cree necesaria la crudeza en la descripción de los hechos en los medios de comunicación?

Hay violencia que resulta innecesaria y si se puede omitir, tanto en los medios escritos como en los visuales, estará bien. Naciones Unidas ya se ha pronunciado al respecto. Lo ha hecho sobre la hambruna en África: antes ponían imágenes de niños con moscas, con la panza inflamada y ahora ponen a niños con cara de felicidad porque es a lo que aspiramos. La imagen que tiene la mujer en los medios de comunicación no resulta positiva.

¿Qué significa ser mujer en México?

Ser mujer en México significa estar recordando continuamente a los hombres, a la sociedad, al Estado, que existimos, que somos seres humanos, que tenemos y exigimos nuestros derechos. No somos víctimas, sino ciudadanas que exigimos nuestro lugar en la sociedad. Nuestra voz se tiene que escuchar.

¿Qué futuro ve para las mujeres en México?

Yo espero para México y para el mundo sociedades justas y democráticas, donde todos sean iguales, donde los derechos de las mujeres sean una realidad y yo no lo veo como una utopía, sino como algo perfectamente alcanzable. Estoy convencida de que los feminicidios se pueden erradicar. Espero no tener que estar hablando de la tragedia o de la muerte, sino de nuestros derechos.