Publicado: 22.05.2009 07:38 |Actualizado: 22.05.2009 07:38

El presidente de la CEOE donó 246.000 euros al PP

Díaz Ferrán encabeza una lista de empresarios que aportaron cerca de 800.000 euros a Fundescam, una fundación del PP de Madrid que pagó gastos electorales de Esperanza Aguirre en 2003

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La admiración que siente Gerardo Díaz Ferrán por Esperanza Aguirre está más que declarada. "Es que es cojonuda", se le oyó decir al presidente de la patronal española CEOE hace unas semanas ante un inesperado micrófono abierto. Pero Díaz Ferrán no sólo paga a Esperanza con sonoros piropos. El presidente de todos los empresarios también donó 192.200 euros al PP de Madrid durante 2003, el año del tamayazo, y otros 54.000 en marzo de 2004.

Los 192.200 euros de 2003 se entregaron en tres transferencias a Fundescam, la desconocida fundación sin apenas actividad pública que depende orgánicamente del PP de Madrid y que pagó a la empresa Special Events, de Francisco Correa, parte de las facturas de las dos campañas electorales de Esperanza Aguirre de ese mismo año. En total, el empresario destinó 246.200 euros al PP madrileño a través de Fundescam en doce meses.

El dinero siempre llegaba a la fundación en plena campaña electoral. Las dos primeras donaciones de Díaz Ferrán, una por valor de 72.000 euros y otra de 48.000 euros, aparecen anotadas en las cuentas de Fundescam el 19 y el 20 de mayo, a pocos días de las primeras elecciones autonómicas de Madrid, que se celebraron el 25 de mayo de 2003. La tercera donación, otros 72.000 euros, entra en la cuenta corriente de Fundescam el 25 de octubre de 2003, un día antes de que los madrileños votasen por segunda vez en ese año tras la espantada de los diputados del PSOE Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, que impidieron a Rafael Simancas ser presidente de Madrid.

Ayer y a través de un portavoz, Gerardo Díaz Ferrán alegó que sus empresas hacen "donaciones a muchas fundaciones" y que, aunque no recuerda las efectuadas a Fundescam en 2003 y 2004, "no le extraña que la información sea correcta". Como ejemplo de la política de donaciones de Díaz Ferrán, su portavoz citó la de "500.000 euros a ONUART" para la cúpula de Miquel Barceló en Ginebra y las aportadas a la madrileña Fundación Síndrome de Down.

Las tres donaciones efectuadas en 2003 por Díaz Ferrán a Fundescam se canalizaron a través de Seguros Mercurio SL, una de sus empresas. Las transferencias quedaron anotadas en varios certificados de donación a Fundescam a los que ha tenido acceso Público y que llevan fecha de entrega posterior a la que señala la contabilidad interna de la fundación.

Las dos primeras transferencias, las de mayo, fueron certificadas unos meses después con fecha 10 y 11 de agosto por medio de un contrato por escrito firmado personalmente por Díaz Ferrán y por el tesorero del PP de Madrid, Beltrán Gutiérrez. En ese documento se justifican los donativos en concepto de colaboración y ayuda para el cumplimiento de sus fines fundacionales. Sin embargo, Fundescam, como reveló Público el pasado martes, usó parte de sus fondos procedentes de subvenciones y donaciones para pagar varias de las facturas de las campañas de Esperanza Aguirre a Special Events, la empresa de Francisco Correa que está siendo ahora investigada dentro del caso Gürtel.

Díaz Ferrán no sólo realizó donativos en el año 2003. A través de otras empresas propiedad o participadas por su grupo, también financió a Fundescam en los primeros días de marzo de 2004, de nuevo en las vísperas de otras elecciones: las primeras generales que perdió Rajoy ante Zapatero. El 3 de marzo, Hotetur Club S.L.dona 12.000 euros; el 4 de marzo, Transportes de Cercanías S.A. entrega 30.000 y Expacontra S.A., otros 12.000.

En total, 54.000 euros en tres transferencias a través de tres sociedades distintas de Díaz Ferrán en sólo una semana. Su socio Antonio Mata Ramayo también colaboró: su empresa Aerolíneas de Baleares donó 12.000 euros a Fundescam el 11 de marzo de 2004.

Cuando Díaz Ferrán entregó a través de sus empresas estas importantes sumas al PP, el entonces presidente de la patronal madrileña ya había recibido contratos públicos, como el obtenido por Trapsa en unión con otra empresa en febrero de 2001 para gestionar el servicio de autobuses turísticos en Madrid. Pero la operación más sonada, y la que ha terminado convirtiendo al empresario en imputado por presunto delito fiscal, fue la adquisición de Aerolíneas Argentinas a través de Air Comet, filial de Marsans. Propiedad de Iberia, Aerolíneas fue privatizada por el Gobierno de José María Aznar en 2001 y Díaz Ferrán se la adjudicó por el precio simbólico de un dólar. Ese mismo año, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) dio a Marsans 300 millones de dólares para cancelar las deudas de la compañía. Parte del dinero se utilizó supuestamente para otros fines. El caso está siendo investigado por un juez de Madrid desde 2005. La ley de financiación prohíbe a los partidos recibir "directa o indirectamente" donaciones de empresas que tengan contratos vigentes con "alguna Administración Pública".

Aunque Díaz Ferrán es el empresario que más dinero ingresó en la cuenta corriente de Fundescam durante los años 2003 y 2004, no es ni mucho menos el único. Su sucesor al frente de la patronal madrileña, Arturo Fernández, propietario del Grupo Cantoblanco, también realizó cuatro donaciones entre el año 2003 y 2004. Las fechas son casi idénticas a las de Díaz Ferrán, otra vez justo en las vísperas electorales. La primera, el 7 de mayo de 2003, tres semanas antes de las primeras autonómicas, por valor de 18.030 euros. La segunda, un día antes de las elecciones forzadas por el tamayazo, el 25 de octubre de 2003, por valor de 15.000 euros. La tercera y la cuarta donación, ambas de 12.000 euros, llegan de nuevo en marzo de 2004: una el 3 y otra el 16. En total Arturo Fernández, que disfruta de varios contratos de catering adjudicados por la Comunidad de Madrid, donó a la fundación del PP madrileño 57.030 euros.

Fernández comparte con Díaz Ferrán una de las adjudicaciones públicas otorgadas a sus respectivas empresas por el Gobierno de Aguirre: Grupo Cantoblanco y Expacontra gestionan desde diciembre de 2006, junto con otras dos sociedades, el teatro-auditorio de San Lorenzo de El Escorial. La adjudicación ascendió aquí a 6,8 millones de euros.

Otra de las grandes empresas que pagó a Fundescam es Unión Fenosa. La eléctrica entregó dos generosos donativos: el primero, de 120.000 euros, llegó a la cuenta de la fundación el 23 de mayo, dos días antes de las primeras autonómicas. El segundo, de 36.000 euros, el 4 de marzo de 2004, diez días antes de las generales. La primera transferencia está certificada formalmente el 25 de julio de 2003 por el entonces presidente de la eléctrica, Antonio Basagoiti, padre del actual líder del PP vasco.

En la cuenta de Fundescam también está registrada una transferencia de la constructora FCC de 60.000 euros el 21 de octubre de 2003, de nuevo pocos días antes de las elecciones. La constructora, entre otras muchas obras de la Comunidad de Madrid, se ocupó de la reconstrucción del Palacio de los Deportes y también ganó la concesión de la futura autopista de peaje M-404.

Otro de los empresarios que donó una importante suma a Fundescam en vísperas de las elecciones autonómicas de mayo de 2003 es Manuel Moratiel, quien presidía entonces la empresa de autobuses Grupo Avanza y entregó 60.000 euros. Y también Eduardo Montes, entonces presidente de Siemens, que pagó 25.000 euros. Ayer, Montes aseguró a Público que "no tiene ni idea" de qué es Fundescam. Cuando este periódico le envió copia del certificado de donación, reconoció que es auténtico y prometió hacer indagaciones sobre la donación.

Entre otros contratos adjudicados en los años de gobierno de Aguirre, Siemens acaba de conseguir de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid una importante adjudicación, por 54 millones de euros, para centralizar los historiales clínicos de los madrileños. En julio de 2006, ya se había alzado con el concurso para poner en marcha los sistemas de información de los nuevos hospitales de Madrid por 44,6 millones de euros. Hewlett Packard (HP) obtuvo la mejor puntuación, pero la Comunidad alegó que su certificación como contratista de servicios llevaba cuatro semanas caducada y otorgó la concesión a Siemens. El asunto está en los tribunales.

En la contabilidad de Fundescam, también aparecen como donantes Celso García, que aportó 60.000 euros en dos transferencias; Salazar Simpson, de Ciuvasa; José Manuel de Riva, presidente del grupo Gesfor; José Antonio López Casas; Carlos del Castillo, de la Inmobiliaria COF; Germán López Madrid y el joyero Valentín López Pombo. Según la contabilidad de Fundescam, el total recaudado entre empresarios fue de 790.230 euros.

Ni Arturo Fernández ni Antonio Basagoiti ni FCC han querido dar su versión de los hechos. Tampoco el PP de Madrid, que guarda silencio desde que Público reveló el martes los primeros datos sobre Fundescam. Esperanza Aguirre sólo respondió, ante el micrófono de un periodista de La Sexta Noticias, "que se lo pregunten a pío, pío, pío".