Publicado: 23.08.2015 21:32 |Actualizado: 23.08.2015 21:32

La RAE mantendrá la polémica acepción de 'gitano' como 'trapacero'

La Unión Romaní pide la dimisión de su presidente. "Si la institución revisa las palabras ofensivas y, a pesar de las quejas, lo mantiene, es porque considera que todos los gitanos son "unos delincuentes en potencia", denuncian.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
Imagen capturada del vídeo de Fundación Secretariado Gitano

Imagen capturada del vídeo de denuncia de Fundación Secretariado Gitano

MADRID.- La Unión Romaní ha pedido hoy la dimisión del director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, debido a que la próxima edición del diccionario incluirá la acepción de "gitano" como "trapacero", aquel que "con astucia, falsedades y mentiras procura engañar a alguien en algún asunto".

En un comunicado, el presidente de la Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez, ha opinado que el "empecinamiento" de Darío Villanueva en mantener la definición de gitano como "trapacero" lo descalifica para ser el director de la Real Academia Española.




Si la institución revisa continuamente las palabras ofensivas y, a pesar de las quejas que ha recibido, mantiene la acepción de gitano como "trapacero", es porque la Real Academia Española está convencida de que todos los gitanos son "unos delincuentes en potencia", ha apuntado Juan de Dios Ramírez.

El presidente de la Unión Romaní se ha mostrado de acuerdo con unas declaraciones de Villanueva en las que señalaba que "no tiene ningún sentido un Diccionario censurado, en el que no aparezcan las palabras que son despreciables, aborrecibles".


Sin embargo, ha expresado su extrañeza por las "parcas" definiciones de los términos "nazi" como "perteneciente o relativo al nacionalsocialismo", "racista" como "perteneciente o relativo al racismo" y "fascista" como "partidario de esta doctrina o movimiento social".

La Unión Romaní ha recordado que no hace mucho tiempo el diccionario decía que "ser gallego" equivalía a "ser tonto" y que, tras las protestas de esta Comunidad, la Real Academia eliminó esa definición "denigrante" para los españoles naturales de esa región.