Publicado: 14.10.2015 17:49 |Actualizado: 14.10.2015 17:49

Al fin una solución científica al dilema más viral: ¿De qué color es el vestido?

En febrero, la foto de un vestido de rayas se hizo viral. Ahora, neurocientíficos alemanes han demostrado que la ilusión óptica está vinculada a patrones de activación cerebral específicos. Los resultados del estudio se han publicado en la revista especializada 'Cortex'.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Solución al dilema viral ¿de qué color es el vestido?

Solución al dilema viral ¿de qué color es el vestido?

En febrero, la foto de un vestido de rayas se hizo viral. Ahora, neurocientíficos alemanes han demostrado que la ilusión óptica está vinculada a patrones de activación cerebral específicos. Los resultados del estudio se han publicado en la revista especializada Cortex.

Un vestido, dos percepciones. Para algunos, es de color negro y azul, para otros, es de oroblanco. En un estudio de resonancia magnética funcional (fMRI), el grupo de la neuroplasticidad dirigido por T. Schmidt-Wilcke (Clínica Bergmannsheil, Bochum) ha resuelto el enigma de la ilusión.



En poco tiempo, el vestido captó la atención de los medios de comunicación y los científicos de todo el mundo. Muchos institutos de investigación de renombre han explorado el fenómeno desde diversos ángulos, mediante el análisis de los psicofísica o detalles de los componentes de la imagen.

Las investigadoras de Bochum Lara Schlaffke, Lauren Haag y Anne Golisch ahora amplían los hallazgos anteriores al proporcionar conocimientos sobre las diferencias en la actividad cerebral humana causada por las percepciones contrastantes.

El estudio de la clínica de Bochum analizó a participantes que percibían el vestido como oro blanco o negro-azul, respectivamente. En un escáner de resonancia magnética, se midió la actividad cerebral de los participantes mientras miraban la foto del vestido a través de un sistema de presentación por ordenador. En la condición de control, los participantes miraron cuadrados de colores con las mismas propiedades de color como la foto del vestido. En esta condición de control, no se identificaron diferencias entre los grupos al nombrar correctamente los colores de los cuadrados, ni en la activación cerebral durante la presentación de los cuadrados de colores.

Demostraron que en una comparación directa de los grupos, la foto desencadena una activación diferencial del cerebro, en función de su percepción

Posteriormente, los investigadores analizaron la activación cerebral en ambos grupos durante la presentación del vestido. Demostraron que en una comparación directa de los grupos, la foto desencadena una activación diferencial del cerebro, en función de su percepción.

Todos los participantes que vieron el vestido en blanco y oro presentan activación adicional, principalmente en las áreas del cerebro frontal y parietal. Las regiones frontales están particularmente involucradas en procesos cognitivos superiores como la atención selectiva y la toma de decisiones, mientras que las áreas parietales procesan la información visual del lóbulo occipital.

El fenómeno del vestido ofrece un enfoque único para la investigación de las ilusiones visuales: por primera vez, los científicos tuvieron la oportunidad de estudiar un grupo de control en un caso de la percepción ambigua. Antes, no existía una ilusión óptica con dos percepciones exactamente competidoras que no pudieran ser manipuladas deliberadamente. Por medio de este fenómeno, el grupo de investigación de la clínica Bergmannsheil logró identificar áreas del cerebro que causan ilusiones ópticas.

"Estos resultados amplían nuestro conocimiento de procesamiento de ilusión en el cerebro. En base a los resultados de la investigación, hemos sido capaces de cuantificar las áreas del cerebro involucradas en el proceso, por lo que hemos establecido una base para futuras investigaciones en el campo del procesamiento visual", concluyen las investigadoras.