Público
Público

"Chrome no explotará de la noche a la mañana, pero es el futuro"

Bernardo Hernández, director de marketing de Google, analiza el pasado, presente y futuro de la Red

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El actual director mundial de márketing de producto de Google, Bernardo Hernández, aún recuerda que, cuando fundó junto a Jesús Encinar el portal inmobiliario Idealista.com en 2000, lo más innovador en Internet era 'digitalizar los catálogos de papel y colgarlos en la Web'. Sin enlaces, sin contenidos adicionales y sin participación del usuario, 'algo que hoy es impensable'.

En la conferencia Tecnología e innovación, organizada por la red de centros tecnológicos Madrid Network, Hernández analizó ayer el presente, pasado y futuro de la Red.

La evolución en capacidad de almacenamiento, potencia de proceso, ancho de banda y puntos de acceso son, en su opinión, los motores que han hecho posible la revolución digital. Las consecuencias, entre otras, que Internet ha cambiado los modelos de distribución de contenido y, con ello, la forma de hacer negocios.

La compañía de la que forma parte Hernández ha contribuido a ello con un imperio basado en productos gratuitos para el usuario que se financian mediante publicidad.

'No hay que tener miedo a que te roben tu propiedad intelectual en Internet. La experiencia nos está demostrando que los modelos abiertos son el futuro', destacó en referencia al código que incluyen tanto su navegador Chrome como el sistema operativo homónimo que la compañía lanzará a final de año.

Sin cobrar a los usuarios por los servicios que le ofrecen, los sistemas publicitarios Adsense y Adwords reportaron a Google el año pasado unos 17.000 millones de euros en ingresos, el 97% por anuncios.

Hernández, consciente de la importancia que tiene la confianza de los internautas en los servicios on-line ('la competencia está sólo a un clic', dijo), quiso destacar también un concepto muy debatido: 'La privacidad en Internet pasa más por dar las herramientas necesarias al usuario para que la controle él mismo, que por controlarla por defecto'.

En cuanto al futuro del trabajo en la Red, Hernández insistió en la estrategia que se inició con programas como Docs, hace tres años, que permite el trabajo colaborativo con documentos que se almacenan on-line. 'El desafío es entender que la información ya no se va a almacenar en tu disco duro'.

'La información ya no se va a almacenar en el propio disco duro'

El lanzamiento por parte de Microsoft del Office on-line previsto para la segunda mitad de 2010 refuerza esta idea, si bien la compañía de Bill Gates tampoco se queda atrás en cuanto a búsquedas. 'Bing funciona muy bien en algunos aspectos. La diferencia competitiva de Google es que nosotros lo localizamos todo y a otros buscadores les cuesta', aclaró Hernández.

El sistema operativo Chrome se plantea como una de las apuestas de la compañía para completar esa oferta del trabajo on-line. 'Chrome no va a explotar de la noche a la mañana, pero marca una tendencia clara sobre lo que va a ser el futuro de la Web a medio y largo plazo', añadió.

No todos los proyectos que llevan la etiqueta Google son un éxito inmediato. Un año después del lanzamiento del navegador Chrome, apenas ha logrado acercarse al 3% de cuota de mercado en EEUU, según cifras de Net Applications. Sus competidores, Internet Explorer, de Microsoft, y Firefox, de Mozilla, se sitúan en un 67% y 23% respectivamente.

Hernández resta importancia a estas cifras y recuerda que el buscador de Google, en sus orígenes, tampoco era el más utilizado. 'Google ha conseguido el éxito tras 10 años. Veremos cómo está el mercado de los navegadores una vez transcurrido ese tiempo'.