Público
Público

Fenómeno Apple, un valor que sólo supera el petróleo

Jobs y sus dispositivos han multiplicado por diez los ingresos de la firma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Decisiones con estilete. La salud de Steve Jobs lleva tiempo cotizando en Bolsa. Un factor de riesgo tratado con una frialdad de mercado. Enfermo, vende. Sano, compra. Afectando de forma intermitente al ascenso de la cotización de Apple, un fenómeno tan fulgurante que sólo el petróleo de Exxon Mobil logra hoy valer más en Bolsa que la compañía de Cupertino. ¿Alguien tiene 345.000 millones de dólares (250.000 millones de euros, equivalentes al 25% del PIB español)? Que compre Apple. Ni Petrochina ha resistido por encima en el ranking bursátil. Ni por supuesto Microsoft, que en mayode 2010 vio cómo era adelantada en Bolsa por una tecnológica montada en un iPhone.

La cuenta más clara la hizo MarketWatch, la publicación financiera online del grupo Dow Jones, cuando otorgó el título de consejero del año 2010 a Jobs. Quien hubiese invertido mil dólares en Apple a principios de 2000, tenía una década después 43.000 dólares. Ni burbuja tecnológica ni recesión histórica. Apple. La firma que ya acumula este año una revalorización superior al 15%.

Jobs ha ido vacunando a los mercados de su dolencia. Ha ido dándoles dosis de Tim Cook, el sustituto al que señala el dedo del hombre que volvió a Apple para salvarla de la quiebra con el iPod, la convirtió en una máquina de dinero con el iPhone y ha vuelto a marcar la senda del mundo tecnológico con el iPad. Ahora hay miles de fanáticos del mundo blanco (cada vez más colorido) que además dan a la compañía cifras récord en la venta de Macintosh.

Apple aprendió la picaresca de cruzar los anuncios de las ausencias de Jobs con las fechas de buenas noticias. Nadie que-ría repetir el trago de aquel 17 de diciembre de 2008 cuando, con los mercados tocados aún por la quiebra de Lehman Brothers, se hizo público que el consejero delegado no asistiría al siguiente Macworld (la feria de los grandes anuncios de Jobs). Un 6% se dejó en Bolsa la compañía aquel día.

El 18 de enero del presente ejercicio, Apple anunciabala nueva baja de Jobs. Una marcha sine die. En los primeros minutos tras la apertura de Wall Street, más de 20.000 millones de dólares huían de Apple. Al cierre de la jornada, el susto había quedado en una pérdida del 2,18%. Entonces, Apple presentó resultados con unos ingresos un 70% superiores.

La compañía ya había logrado en su año fiscal 2010 facturar un 52% más que en el año anterior, 65.225 millones de dólares, multiplicando casi por diez los ingresos de 1997, año de la vuelta de Jobs, y superando por primera vez los ingresos de Microsoft. Sólo le falta superar al gigante del software por beneficio, situado en el caso de Apple en 14.013 millones. A cierre de esta edición, Apple se dejaba menos de un 0,8% en Bolsa. ¿Ya es inmune a Jobs?