Público
Público

La censura de World of Warcraft desata un terremoto institucional en China

La Administración General de Prensa y Publicaciones decidió prohibir el juego, pero el Ministerio de Cultura le señala que no es su competencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Videojuegos de rol por Internet para multijugadores masivos o MMORPG, juegos que reúnen en la Red a miles de participantes. Se crean comunidades, grupos de amigos, clanes, ejércitos, familias... Y hay libertad para hacer casi todo. Demasiada libertad para organismos como la GAPP, la Administración General de Prensa y Publicaciones de China.

El pasado lunes, este organismo decidió prohibir el acceso a Burning Crusades, la segunda actualización de World of Warcraft (WoW), uno de los videojuegos abanderado de este género, pidiendo a NetEase, la compañía encargada de su gestión en el país asiático, a suspender el acceso al juego, bajo la amenaza de multas. La GAPP quería ampliar así su control sobre el uso que los ciudadanos chinos pueden hacer de Internet y justificaban este cierre bajo el argumento de que se trata de una actividad que puede 'producir adicción'.

Sin embargo, el Ministerio chino de Cultura salió ayer al paso asegurando que la GAPP no ostenta competencias en esta materia. El jefe del departamento de Mercados Culturales del Ministerio, Li Xiong, aseguró que la GAPP, 'no tiene ningún derecho para autorizar el cese de esta actividad'.

Para acabar de complicar el asunto, NetEase, que se ha convertido en una de las compañías más importantes del sector del entretenimiento 'on line' en China, informó que no ha recibido ninguna comunicación oficial respecto a la decisión de prohibir el juego. 'Ni NetEase ni Shanghai NetEase han recibido notificación alguna de la GAPP', exponen.

La reacción de los internautas chinos, como era previsible ya que más de un millón de los jugadores del World of Warcraft proceden de este país, no se ha hecho esperar. 'Si cierra el WoW, todos los vídeojuegos nacionales tendrían que cerrar. Odio todos los juegos presuntamente aceptables', señala un internauta en los foros del portal Tianya. 'No me importa qué agencia del Gobierno supervise los juegos por Internet, pero sea quien sea, nunca vienen a preguntarnos nuestra opinión. Los jugadores somos las mayores víctimas', explica una china en el portal Sina. 'Seguro que NetEase no ha pagado el soborno a los funcionarios corruptos de la GAPP. En China los negocios funcionan así', escribe otro.

WoW es uno de los juegos más populares de los que se juegan a través de  Internet. Creado por Blizzard y distribuido por la compañía estadounidense Activision, mezcla acción y rol en diferentes actualizaciones en las que el usuario controla un personaje único dentro de un universo virtual en el que interactúa con los personajes de otros internautas.

Además, tiene el récord Guiness de jugadores por Internet, que en diciembre del año pasado se cuantificaron en 11,5 millones de suscriptores.

La nueva prohibición es una más dentro de la campaña de 'limpieza' de la Red que efectúan las autoridades chinas, que pretenden eliminar el acceso a los contenidos 'pornográficos y violentos' a los internautas chinos.

La campaña -que ha bloqueado el acceso desde China a miles de páginas de Internet, entre ellas, algunos 'pesos pesados' como Facebook, Youtube y Twitter- ya incidió el mes pasado en los juegos en red, con la promulgación de una nueva ley que impide a las empresas extranjeras operar en este sector en el gigante asiático.