Publicado: 25.03.2014 13:03 |Actualizado: 25.03.2014 13:03

Los 10 papeles inolvidables Russell Crowe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Derrocó al Emperador de Roma, puso en jaque a la poderosa industria tabacalera, engendró al hombre más poderoso del universo... e incluso ganó el Premio Nobel. A sus 49 años Russell Crowe ha encarnado a un buen puñado de personajes inolvidables. Con motivo del estreno de Noé, la superproducción de Darren Aronofsky, repasamos algunos de los trabajos más emblemáticos que ya ha firmado el antaño gladiador y ahora elegido de Dios.

L.A. CONFIDENTIAL

Tras protagonizar varias producciones del cine australiano (The Crossing, Romper Stomper, The Silver Brumby) y dar el salto a Estados Unidos con el atípico western Rápida y mortal, junto a Sharon Stone, o Virtuosity, con Denzel Washington, Crowe alcanzó el estrellato junto a Kevin Spacey, Guy Pearce y Kim Basinger en la multioscarizada L.A. Confidential. Una historia sobre crimen organizado, corrupción y el tráfico de drogas en la que interpretó a Wendell Bud White, un brutal agente de policía con una fijación: perseguir a los hombres que maltratan a las mujeres.

EL DILEMA

Su primer gran éxito de crítica como protagonista le llegaría tan solo dos años después con El Dilema, la cinta con la que consiguió su primera nominación al Oscar como mejor actor. En la película de Michael Mann, el neozelandés, que en esta ocasión comparte planos nada más y nada menos que con Al Pacino, da vida a Jeffrey Wigand, un químico y directivo de una gran tabacalera y que destapó las prácticas de la industria para aumentar el poder adictivo de la nicotina. Un personaje real con el que también logró su primera nominación a los Globos de Oro y a los BAFTA.

GLADIATOR

Pero sin duda alguna el papel que marcó un antes y un después en la carrera de Crowe fue el de Máximo Décimo Meridio. Su interpretación del general romano traicionado, esclavizado y vendido como gladiador le valió el Oscar al mejor actor protagonista y consiguió instalarle definitivamente entre los grandes de Hollywood. La épica odisea de El Hispano que va reconquistando la gloria y la dignidad de la que le despojaron en las arenas de Coliseo hasta acabar con la tiranía del emperador Cómodo (Joaquin Phoenix) es uno de los clásicos del género.

UNA MENTE MARAVILLOSA

La tercera nominación al Oscar consecutiva, una hazaña al alcance de muy pocos, le llegó con Una mente maravillosa, el excelente biopic sobre la figura del matemático estadounidense y premio Nobel John Forbes Nash.Un papel con el que sí se llevó el BAFTA y el Globo de Oro. Además, la cinta dirigida por Ron Howard ganó cuatro premios de la Academia, incluidos los de mejor película, mejor director y mejor actriz secundaria para Jennifer Connelly, con quien Crowe vuelve a compartir planos y matrimonio en Noé.

MASTER AND COMANDER

La épica regresa a la filmografía del actor neozelandés con Master and Commander: Al otro lado del mundo, una superproducción naval donde dio vida a Jack Aubrey, un osado capitán conocido como Jack el Afortunado. Crowe comandó los designios del Surprise, una fragata al servicio de Su Majestad que luchaba contra la expansión del imperio napoleónico. Otro poderoso e inolvidable personaje inspirado en la vida y hazañas de lord Thomas Cochrane, un comandante escocés que luchó a principios del siglo XIX en las Guerras Napoleónicas.

CINDERELLA MAN

Tras conquistar las arenas del circo romano, el premio Nobel y los mares, Russell Crowe también conquistó el cuadrilátero. Lo hizo de nuevo a las órdenes de Ron Howard en Cinderella Man: El hombre que no se dejó tumbar, otra cinta inspirada en una historia real, la del bravo púgil James J. Braddock. Con Paul Giamatti como entrenador y Renée Zellweger como esposa, Crowe muestra su lado más humano interpretando a un excampeón de boxeo que, en la época de la Gran Depresión, decide volver al cuadrilátero y poner en juego su vida para poder alimentar a su familia.

AMERICAN GANSTER

De nuevo con una historia real, de nuevo con Ridley Scott tras las cámaras y de nuevo frente a Denzel Washington. En American Ganster, Crowe firma otro monumental trabajo metiéndose en la piel de Richie Roberts, un policía de Nueva York repudiado por sus compañeros al no entrar en el juego de la corrupción que infecta todo el departamento. Él personaje encarnado por Crowe será el único que dé un paso al frente y haga de la caza de Frank Lucas (Washington), un narcotraficante también de férreas convicciones convertido en uno de los hombres más poderosos y respetados de la ciudad, su cruzada personal.

ROBIN HOOD

La quinta ocasión, y última hasta la fecha, en la que Crowe se puso a las órdenes de Scott fue para coger el arco y las flechas y dar vida a otro emblemático e inolvidable personaje: Robin Hood. Con un presupuesto que sobrepasó los 150 millones de dólares, el actor protagonizó la versión más ambiciosa y espectacular de las aventuras del arquero de Nottingham que además contó con la también ganadora del Oscar Cate Blanchett en el papel de Lady Marian.

LOS MISERABLES

En la multioscarizada película dirigida por Tom Hopper demostró sus dotes musicales (Russell Crowe también es cantante y compositor) interpretando al implacable inspector Javert, el hombre que pasa una vida, literalmente, persiguiendo de manera incansable a Jean Valjean (Hugh Jackman). La última adaptación para la gran pantalla del musical basado en el clásico de Victor Hugo cuenta con el valor añadido que supone el hecho de que los números musicales se cantaran en vivo en el rodaje. Sin trampa ni cartón, por tanto, Crowe protagoniza varias actuaciones estelares como One Day More o Stars.

EL HOMBRE DE ACERO

Tomar el testigo del legendario Marlon Brando como padre de Superman y hacerlo con la suficiente dignidad y empaque es una labor que no está al alcance de cualquier actor. En El hombre de acero Crowe no solo soporta esa carga, sino que llega incluso a mejorar el trabajo de su antecesor. Su encarnación de Jor-El, personaje que cuenta con mucho más peso en la trama que en la película de finales de los setenta, es una de las grandes y más gratas sorpresas del nuevo Superman que dirige Zack Snyder.

NOÉ

El último papel en engordar su lista de diez personajes emblemáticos (que desde ahora ya son once) le ha llegado caído del cielo. O más bien llovido. Y es que en Noé Russell Crowe interpreta al hombre elegido por Dios para llevar a cabo la misión de la cual depende el destino, no solo de la humanidad, sino de todo el planeta: construir una monumental arca ante la inminente llegada del Diluvio que acabará con la vida en la Tierra. Una superproducción bíblica con el sello inconfundible de Darren Aronofsky, en la que Crowe dota de fuerza y empaque a un personaje complejo. Y es que para llevar a cabo la misión divina a la que ha sido llamado, Noé deberá hacer frente no solo a las torrenciales lluvias y la amenaza que suponen el resto de los hombres, sino también a sus contradicciones, a sus propios demonios. Noé, también con Jennifer Connelly, Emma Watson, Sir Anthony Hopkins y Ray Winstone llegará a los cines españoles el próximo 4 de abril.