Público
Público

Sin ideas en el foro de las industrias culturales

Los ministros de la UE clausuran un encuentro sin conclusiones concretas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mucho debate, mucha reflexión y poca concreción. Esa es la impresión con la que los asistentes abandonaron el recinto donde ayer por la tarde terminó el Foro Europeo de Industrias Culturales. Durante dos días, autoridades, gestores, empresarios y artistas han compartido sus ideas sobre los retos que supone, entre otras cosas, la digitalización y cómo debe resolverse la dicotomía entre industria y cultura.

Una de las citas más esperadas era la ponencia final, en la que algunos ministros de cultura debían exponer sus reflexiones sobre el marco de desarrollo de las industrias culturales europeas. Pero la sesión decepcionó a la audiencia. Lo más destacado, en lo que coincidieron los seis ponentes, entre los que se encontraba la ministra de Cultura de España, Ángeles González-Sinde, fue en apuntar que la propiedad intelectual necesita una regulación común para todos los estados que integran la Unión Europea. 'Lo que ocurre es que la tecnología va por delante y las leyes no están al día. Hay que encontrar un equilibrio que fomente la diversidad, sino sólo circularán los contenidos con mayor financiación', apuntó González-Sinde.

Por su parte, la ministra de Cultura de la Comunidad Francesa de Bélgica, Fadila Laanan, se limitó a recordar lo importantes que son las pequeñas y medianas empresas para favorecer la diversidad cultural. Las intervenciones del ministro de Cultura de Finlandia, Marcus Rantalla, y de la comisaria europea de Cultura y Educación, Androulla Vassiliou, noaportaron ninguna conclusión reveladora.

El único que logró arrancar un aplauso a los asistentes fue el ministro de Cultura alemán, Bernd Neumann, al decir que la protección de la propiedad intelectual debe ser un tema prioritario para la Unión Europea. 'Debemos ver en la digitalización una oportunidad para el desarrollo de las industrias creativas. En Alemania, las empresas culturales reciben el mismo presupuesto que el sector químico. Decimos sí a la digitalización, pero con sentido común para que los creadores tengan sus derechos', apuntó Neumann con vehemencia. El alemán aboga por no recortar los presupuestos culturales en tiempos de crisis. Su próximo reto es el de facilitar la digitalización en los cines pequeños.