Público
Público

Luces y sombras en Cibeles

La segunda jornada de la pasarela sonríe con las nuevas "locuras" de Agatha Ruiz de la Prada y se sienta a ver cómo el resto sigu en su linea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Medias con luces. Agatha Ruíz de la Prada —¿quién si no?— dio en el clavo con la utilización de leds (tiras de lucecitas) en medias, sombreros, diademas y bolsos. Nubecitas, flores y estrellas a un lado, para el próximo invierno la diseñadora propone enamorarse y para ello, como siempre, ha utilizado una paleta de colores chillones que incluía el rojo, amarillo, naranja, fucsia y verde, entre otros. También ha sorprendido con mini vestidos de pailletes y vestidos elegantes para la noche.

Aunque el sabor a caramelo lo puso Agatha Ruiz de la Prada, la segunda jornada de la Cibeles Madrid Fashion Week se abría al compás deVictorio & Lucchino. Los sevillanos prometían homenaje al recién proclamado Patrimonio de la Humanidad y quedó en una coleccióneminentemente negra y con quejíos que emulaban a las chaquetillas oreras, los mantones de manila o sus omnipresentes volantes.

Hit presentó unos diseños de perfiles frágiles y siluetas escultóricas, con especial protagonismo de los vestidos-joya. Encuanto a los tejidos, Hannibal Laguna llegó a esta cita con telas suntuosas que difuminan bordados ligeros y metálicos, siguiendo susmarcadas señas de identidad. Entre tanto vestido de alfombra roja llamó curiosamente la atención que las plataformas que lucían todas las modelos de Laguna eran como las que propuso Roberto Verino el primer día, hasta coincidían en el detalle-joya.

La torre Eiffel que se proyectaba resultó más que una mera evocación, el desfile trajo aires chic franceses y ciertas reminiscencias muy Chanel.

Tendencias: rojo, pitillos y campanas, y la piel en detalles como puños y cuellosLa línea AA de Amaya Arzuaga resultó agradable por el juego de largos: las minifaldas primero subían vertiginosamente para luego bajar hasta rozar el suelo. Pelo de conejo y cuero elástico utilizados con fluidez en prendas que del negro pasaban al antracita y hasta el verdeesperanza. Sus drapeados, volúmenes y cinturas definidas no fallaron en una colección que confirma que la mujer para la que diseña Amaya rzuaga es muy urbana y sin complejos. Lo mejor se lo guarda, la primera línea, se la guarda para la semana de la moda de París dondedesfilará en marzo.

El día de lluvia le vino de perlas a Francis Montesinos para presentarsus Umbrellas —Paraguas— que consiguieron un show más que un desfile de moda. El Coro de niños EDR Escolanía del Recuerdo abrió y cerró el homenaje del diseñador valenciano al pintor estadounidense Matt Lamb. Algunas de las obras del artista-pacifista han servido como estampado para los diseños de Montesinos cuya intención era hacer una oda a lacultura global con referencias que iban desde los mosaicos árabes hasta la cultura india americana. Roberto Torretta, encargado de cerrar el día, presentó una colección acertada en los vestidos vaporosos y con una fijación por un look amplio en los abrigos que resultó poco favorecedora. Lo que sí ha conseguido dejar bien claras las tendencias que el invierno que viene inundarán revistas, calles y tiendas: rojo, convivencia de pitillos con campanas y la piel en detalles como puños y cuellos.