Público
Público

Tres maneras de detener el tiempo

Un trío de exposiciones alrededor del movimiento abre boca en Photo España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Cómo controlar el tiempo, detenerlo y hacer que cada instante pueda ser eterno o simplemente desaparecer? La pregunta obsesiona a artistas y a científicos desde hace siglos, de Einstein a los hermanos Wachowski, directores de Matrix. Sérgio Mah, comisario de la XIII edición de PhotoEspaña, habla de 'entretiempo'; es decir, 'ese lugar en el que, dentro y fuera, mente y cuerpo, factual y ficcional, imaginario y real dejan de ser conceptos disociables'. La indagación del arte y de la ciencia en los secretos del tiempo es el tema de Entretiempos. Instantes, intervalos, duraciones, exposición que inauguró ayer el maratón de fotografía que es PhotoEspaña, que se celebra hasta el 25 de julio.

La muestra, también comisionada por Mah y organizada por la Fundación Banco Santander, reúne en el Centro de Arte Fernán Gómez de Madrid más de 200 trabajos de 17 artistas, entre los cuales Jeff Wall, Hiroshi Sugimoto, Erwin Wurm, Paul Pfeiffer e Iñaki Bonillas. Se mezclan los géneros, fotografía y vídeo, con el objetivo de despertar una reflexión sobre la manipulación del tiempo. 'Se basa en las paradojas teóricas y narrativas de la fotografía para delimitar un espacio propicio a las intuiciones y las derivaciones temporales', según Mah.

'Sus imágenes ilustran un momento de éxtasis', dice Mah

Un ejemplo: el artista austríaco Erwin Wurm hace posar a personas en posiciones imposibles. Para el comisario, 'ha conseguido detener el movimiento, hacer esculturas de un minuto, porque vemos que esas posiciones sólo pueden durar unos segundos. La fotografía permitió a Wurm relacionarse con lo efímero'.

Más llamativas son las fotos de Paul Pfeiffer, quien, gracias a la manipulación y la distorsión, congela a jugadores de baloncesto en el tiempo y el espacio. 'Sus imágenes ilustran un momento de éxtasis', dice Mah.

El éxtasis es precisamente el momento que buscó Isabel Muñoz en la muestra El amor y el éxtasis, que se inauguró ayer en la sala del Canal Isabel II. La fotógrafa viajó por países islámicos donde se practica el sufismo: el movimiento del baile se mezcla con actos de flagelación. Y en Anatomía del movimiento, en la Fundación BBVA, Harold Edgerton desvela sus secretos para detener el tiempo.