Público
Público

La fiesta vuelve al Barça

Recital de la mejor versión del conjunto azulgrana en el campo del Getafe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

El Barça, el de verdad, ha regresado. El juego azulgrana volvió a ser una fiesta. Todo lo magnífico que rescató la pasada semana en su goleada ante el Sevilla regresó de nuevo con la misma pareja letal, formada por Villa y Messi, transformando en puntos el espléndido funcionamiento coral.

El planteamiento valiente de Míchel, con una ancha presión dispuesta en el centro del campo encabezada por un agresivo Boateng, le sirvió en un inicio para conseguir que el Barça tardara en encontrarse con el balón en campo contrario. Pero una vez la superaba, los espacios eran enormes y los visitantes no tardaron en encontrar la meta rival.

Messi y Villa convierten de nuevo en puntos el gran juego coral

Al principio, el excesivo barroquismo en tres cuartos de campo, más que una defensa contundente del Getafe, impidió al Barça morder en el área. Para verse con confianza de cara a puerta y empezar el camino a la goleada sólo hacía falta que en una de las aproximaciones se reencontrara con el instinto. Y nadie mejor que Messi para ello. Lo sabe Villa, que reconocía hace unos días no haber llegado para ser el máximo goleador azulgrana. El asturiano había errado una ocasión clarísima solo ante el portero y el fallo se quedó en su cuerpo.

Pero crea tanto el Barça y se vuelca tanto Villa que incluso haciendo un partido discreto es capaz de acabarlo con una estadística brillante. Así que, después de plantarse en el punto de penalti y marear a su par con una vuelta de 360 grados acompañando al balón, vio a Messi cerca de un poste y le brindó el honor de abrir el marcador. Después de haber disfrutado, aguantado y desterrado a delanteros enormes con egos feroces como Etoo o Ibrahimovic, Guardiola ha conseguido con Villa que el rematador también responda al perfil solidario y generoso que exige.

En esa concepción colectiva del juego, por supuesto, tampoco se puede cuestionar a Messi, que volvió, en su quinto partido consecutivo marcando, a dar un recital mayúsculo, y no sólo de cara a puerta. Con el 1-0, el rodillo azulgrana marchaba fluido y el Bota de Oro decidió devolverle el favor a Villa, dándole un pase interior al hueco que el siete remató con la furia acumulada por anteriores fallos.

El gol de penalti de Del Moral no impidió a los de Pep seguir a lo suyo

El Barça ya no tuvo rival y se creció adornándose, aun sin perder esa tensión que le hace un equipo especial. También de eso sabe mucho Messi, que con su presión propició el error defensivo que Pedro aprovechó para reencontrarse con el gol.

Cuando el aficionado azulgrana se preguntaba cuál sería la próxima buena noticia, Piqué hizo unas manos en el área que permitieron al Getafe ponerle un poco de emoción al asunto recortando diferencias de penalti. Pero el Barça siguió a lo suyo y pudo coronar un gol antológico a poco del final después de trenzar una pared maravillosa. No lo hizo, pero su gran show está de vuelta. Y seguramente, para quedarse.

1 - Getafe: Codina; Pintos, Cata Díaz, Rafa, Mané; Víctor Sanchez (Albín, m.67), Boateng, Pedro Ríos (Arizmendi, m.69), Manu, Casquero (Parejo, m.64) y Miku.

3 - Barcelona: Valdés; Maxwell, Piqué, Puyol, Alves; Mascherano, Iniesta, Xavi (Busquets, m.75); Pedro (Keita, m.90), Villa (Milito, m.73) y Leo Messi

Goles: 0-1, m.23: Messi; 0-2, m.34: Villa; 0-3, m.65: Pedro; 1-3, m.69: Manu del Moral, de penalti.

Árbitro: Ayza Gómez, del Comité Valenciano. Expulsó a Piqué, del Barcelona y a Boateng, del Getafe, por doble amonestación y mostró tarjeta amarilla a Cata Díaz y a Sergio Busquets.

Incidencias: encuentro correspondiente a la décima jornada de Liga de Primera División disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante unos 15.000 espectadores.