Publicado: 18.10.2014 08:00 |Actualizado: 18.10.2014 08:00

Gaizka Garitano: "Yo abogo por la independencia del País Vasco"

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:

No le importaría reencarnarse en Bruce Springsteen. "Sus canciones han marcado mi vida". Así es Gaizka Garitano (Derio, 1975), el enérgico entrenador del Eibar que se refiere a los grandes futbolistas como "hijos de puta" sin que ello sea nada despectivo. "Son tipos que te hacen la vida imposible en el césped". El fútbol impidió que triunfase el 'bertsolari' (poeta improvisado de la calle) que lleva dentro. A cambio, ha creado una personalidad única que, como pasa con Clara Lago (Amaya) en Ocho apellidos vascos no descarta trasladarse algún día a entrenar al Sur. "Mi relación con el Eibar no es para toda la vida. Lo saben ellos y lo sé yo. El desgaste es terrible". La realidad es que con un hombre así, Público.es encontró una conversación casi sin limitaciones. "Abogo por la independencia del País Vasco, no tengo ninguna duda".

¿Tiene usted ocho apellidos vascos?

Sí, Garitano, Aguirre, Urkizu, Asla, Zubikarai, Madariaga, Garraminia y Arteche...

¿Estaba preparado para esta pregunta?

No, qué va, nunca me la han hecho, pero cuando salió la película quise saberlo, me puse manos a la obra y éste, que le he dicho, es el resultado.

Le veo más como Karra Elejalde que como Dani Rovira. No le veo con el pelo engominado o algún pendiente en la oreja

Sí tengo ocho apellidos vascos: Garitano, Aguirre, Urkizu, Asla, Zubikarai, Madariaga, Garraminia y Arteche...Sí, está claro, yo sería Karra en la película. Soy un tipo vasco, vasco, de los de siempre, con esta manera de ser. Soy un tipo serio, identificado con esto, debe darse cuenta de que, excepto los años que jugué en Ourense o Lleida, yo he vivido siempre aquí, en el País Vasco.

A los jugadores del Atlético de Madrid se refirió usted como "esos hijos de puta". ¿En el fútbol hay muchos hijos de puta?

No, vamos a ver, cuando yo me refiero a "hijos de puta" (al menos, en el fútbol) me refiero a buenos futbolistas, de los que te hacen la vida imposible. A gente agresiva, a gente práctica y la gente de Simeone del Atlético es así. Por eso no se tome esa afirmación en plan despectivo. Al contrario: les admiro demasiado a ellos y al Cholo.

Le tengo a usted por un tipo duro. No desmonte esa imagen en esta entrevista

Si no me hubiese dedicado al fútbol, hubiese sido 'bertsolari', que es una poseía improvisada... Eso dice como soyNo trato de ser duro. Lo que pasa es que vivo mucho la vida. Por eso le pongo tanta pasión a lo que hago, sea un entrenamiento, sea un partido, sea lo que sea. Mi vida así. Si no me hubiese dedicado al fútbol, hubiese sido 'bertsolari' (literatura oral vasca), que es una poseía improvisada... Eso dice como soy. Pero también recuerda que en el País Vasco hay campeonatos de bertsolaris en los que participan 15.000 personas. Yo hubiera sido uno de ellos, pero el fútbol lo impidió.

¿Es usted un tipo culto?

No, tengo la carrera de periodismo, pero no crea. Hay gente mucho más culta que yo.

Santiago Segurola, Patxo Unzueta, Eduardo Rodrigalvarez..., el País Vasco es una cuna de grandes cronistas de fútbol. ¿Usted hubiera sido uno de ellos?

"Desde que empecé en el fútbol apenas abro los periódicos, porque huyo de las críticas y de los halagos"No sé. No le puedo responder a lo que nunca intenté. Hice periodismo en la Universidad de Lejona para formarme. Pero desde que empecé en el fútbol apenas abro los periódicos, porque huyo de las críticas y de los halagos. Temo que ambas cosas puedan debilitarme.

Y si en su despacho no hay periódicos, ¿que hay entonces?

Ordenadores, muchos ordenadores. Bastante tecnología, discos duros, televisión, libros de fútbol y hasta libros en euskera... Ahora, estoy leyendo uno apasionante de nuestra historia.

Si usted estudió periodismo, entenderá que yo tengo el derecho a preguntarle lo que quiera. Los periodistas somos así.

Sí, adelante. Hasta se agradece que lo haga. Sería peor no hacerlo. La gente se queja de que los personajes de fútbol somos sosos, pero es que los periodistas siempre nos preguntan lo mismo. Por eso esta conversación me está sorprendiendo. No se me va a olvidar fácilmente.

¿Usted forma parte del 59% de los vascos que apoyaba un referéndum para votar acerca de la independencia del País Vasco?

Sí, y abogo por ella.

¿Por qué?

Son opiniones personales, no creo que deba entrar en ello.

Entonces nunca jugaría en el Camp Nou. Los partidos de la jornada serían Eibar-Barakaldo, Eibar-Sestao...

No, no tiene por qué. Al menos, en la independencia que yo propugno, no se ve así. Hay distintas formulas y en las que yo me inspiro todas pasan por la democracia, en las que se respetan los deseos de la mayoría. Las cosas no se pueden hacer por hacer. Hay que contar con la opinión de todo el mundo como pasa en el vestuario del Eibar. Allí las normas las ponen los jugadores si realmente están dispuestos a comprometerse con ellas. Otra cosa no sería justa.

Veo al Eibar como "una república independiente" en estos tiempos de fútbol y glamour

Que nadie se equivoque con nosotros, no vivimos del pelotazo, ni siquiera jugamos tan directo como el AtléticoNuestras características apoyan eso, es verdad. Un invierno que dura diez meses al año, un estadio antiguo, una ciudad apasionada... Pero que nadie se equivoque con nosotros. No vivimos del pelotazo. Ni siquiera jugamos tan directo como el Atlético. Pero a la vez opinamos que cualquier fútbol puede ser bonito. No rechazamos nada, ni siquiera el 'tiki taka'. Es la democracia de la que le hablaba antes.

¿Es democrático partir en desventaja? Hace días usted dijo que "el Eibar parte en desventaja porque es buen pagador"

Eso no tiene nada de democrático. Al contrario. Y, si hace falta decirlo, lo diré toda la vida, porque es así. ¿Acaso el fútbol no está lleno de clubes que prometen y no pagan? Nosotros, sin embargo, prometemos poco y pagamos, porque tenemos en cuenta las familias. Mi propia familia ha sufrido en el fútbol los impagos. Yo he vivido un ERE en el Alavés, una Ley concursal en la Real Sociedad... Si lo sufres, no lo olvidas nunca, y no quieres que se repita, ni tú ni nadie.

¿Usted tiene deudas?

Ninguna, ni hipoteca ni letra del coche ni nada. No valgo para deber dinero a nadie. No me gusta vivir así.

Puede ser un buen motivo para envidiarle

No merece la pena, créame.

¿Se puede ser feliz en el Eibar toda la vida? ¿Se puede llegar a durar treinta años como Ferguson en el Manchester?

Muy difícil. No sé como él pudo llegar hasta eso. El desgaste es terrible para mí y para los demás. Ninguno necesitamos que esta relación se eternice para siempre. Esto no es un funcionariado. Sé que algún día me tendré que ir y ellos lo saben, porque esto es así. La vida es así. En mi vida no hay entrenadores para toda la vida.

¿En un banquillo se siente uno tan realizado como cuando marca un gol?

"Al hablar de Luis Enrique no soy imparcial, me encanta como entrenador"No. En el banquillo pueden ayudar tan poco... A veces, es casi frustrante. Te das cuenta de que no estás donde quieres estar. No eres parte del juego y yo no nací para eso. Soy hijo, soy sobrino de futbolista. Mi vida siempre estuvo en el césped hasta el día que se me acabaron las facultades y tuve que dejarlo.

Pero encontró trabajo. Usted dice, tal vez de cara a la galería, que hay "12.000 entrenadores mejores que usted"

Los hay, los hay, no me cabe ninguna duda. ¿Quién soy yo? Pero si hasta hace nada estaba entrenando en Tercera... No me puedo engañar. Mi suerte es estar aquí...

¿Luis Enrique conseguiría más que sude en el Eibar?

Seguro que sí. Él ya ha demostrado una valía. Además, al hablar de Luis Enrique no soy imparcial. Me encanta como entrenador. Ha recuperado al Barça en casi nada de tiempo. Ha recuperado ese hambre tras la pérdida de balón... Ha recuperado demasiadas cosas, y eso tiene mucho mérito. Los entrenadores sabemos que nada es fácil, sobre todo en los grandes clubes con tantas figuras.