Público
Público

¿Qué le queda a Messi por devorar?

Tras batir el récord de Müller de goles en un año natural, el argentino tiene aún cuatro importantes retos por delante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo dijo hace bien poco uno de los más grandes, sino el más grande entrenador que ha tenido el Barcelona hasta el momento. 'No veremos otro jugador como Leo Messi', declaró Guardiola en marzo de este año, la misma noche en la que el astro de Rosario tuviera uno de esos días más especiales que otros. Marcó cinco goles, uno detrás de otro, al Bayer Leverkusen en la vuelta de los octavos de final de la Champions (7-1).

Hoy, nueve meses después de aquella proeza, el argentino sigue destrozando récords, batiendo marcas y poniendo el listón cada vez más alto para el siguiente que pase. Y sólo tiene 25 años.

Leo va a una velocidad tan endiabladamente rápida -y no sólo sobre el cesped-, que este domingo, el mismo día en que el delantero batía los 85 goles de Müller en un año natural, se pasó un poco por alto otra importante marca. Con sus dos tantos -otro doblete más- al Betis, no sólo daba tres puntos trascendentales a los de Tito y alcanzaba al Torpedo teutón, sino que también se convertía en el máximo goleador del Barcelona en la historia de la Liga.

La Pulga ya lleva 192 dianas en la competición doméstica por las 190 que hizo el mítico César con la zamarra blaugrana hasta 1955.

Leo también es el mayor goleador de los azulgranas contra el Real Madrid, con 17 tantos

Messi ya había superado, además, el pasado mes de marzo otra de las marcas del legendario delantero azulgrana. Con su hat trick al Granada en Liga se situó como el jugador del Barcelona con más goles en partidos oficiales de sus recientemente cumplidos 113 años de historia. El astro argentino superó entonces los 232 tantos de César, pero es que ahora lleva ya la impresionante cifra de 283.

La puntería del argentino con el Barça es asombrosa y va camino de merendarse todos los récords. Fue el más joven en alcanzar el centenar de tantos en partidos oficiales con 22 años y seis meses, y también el que más goles ha conseguido en una temporada de Liga. Lo logró la pasada campaña, cuando, en su encarnizada lucha con Cristiano, llegó a los 50, lo que le proclamó Bota de Oro.

Y suma y sigue. Depredador como pocos, insaciable con el gol, es el terror del rival. Entre otros muchas marcas, Leo también es el mayor goleador de los azulgranas en los Clásicos contra el Real Madrid. Con sus dos últimos tantos en Liga en el Camp Nou, ha marcado 17, y sólo está a uno de Di Stefano para ser el que más haya marcado en los choques entre ambos equipos.

En el Barcelona sólo dos resisten y le hacen sombra. Samitier y Alcántara aún están por encima de él en goles en todas las competiciones, incluyendo amistosos. El primero hizo 326 y el segundo 369 en 357 partidos hasta 1927. Pan comido para Messi, que lleva ya 305.

En la diana de La Pulga todavía hay otras marcas a las que aspira a batir, unas más sencillas que otras. En la actualidad, es el noveno que más tantos ha hecho en la historia de la Liga, pero a sus 25 años se encuentra a 'sólo' 59 del mítico Zarra -primero-, que con la zamarra del Athletic llegó a los 251. El argentino, que aún tiene por encima a ilustres nombres como Hugo Sánchez, Raúl, Di Stéfano o Quini, lleva 192 pero tiene todavía muchos partidos por delante para lograrlo.

Está a 15 dianas de Raúl para ser el máximo anotador de la historia de la Champions

Fuera de España, la artillería del astro de Rosario ya la han probado muchos campos y porterías rivales por el mundo. Prueba de ello es que, con 56, está únicamente a 15 dianas de Raúl -el exdelantero del Real Madrid hizo 71- para ser el máximo goleador de siempre de la Champions. Messi, que ha sido el mayor anotador de la competición en las últimas cuatro temporadas, ya se convirtió hace dos años en el jugador del Barça que más tantos había hecho en Europa.

Su asignatura pendiente, sin embargo, sigue siendo la selección argentina. Siempre puesto en duda en su país, con quien sólo ha ganado el oro olímpico en Pekín 2008, tiene en el punto de mira el récord anotador de Batistuta con la albiceleste. El exdelantero de equipos como la Fiorentina hizo 56 goles en 78 partidos. El de Rosario, que es cuarto con 31 tantos en 76 encuentros, tiene aún por delante a Maradona y Hernán Crespo.

'Se merece un homenaje, no veremos otro igual', insistió Pep aquella mágina noche de marzo. De momento, el homenaje que más cerca tiene Messi es el que, con toda probabilidad, le harán el próximo 7 de enero con la entrega del Balón de Oro, con el que alcanzaría los cuatro trofeos -y de manera consecutiva- y sería el primero de la historia en lograrlo, superando a los mitos Cruyff, Van Basten y Platini.