Publicado: 24.09.2016 23:12 |Actualizado: 24.09.2016 23:14

El Madrid se atasca en Las Palmas

El conjunto de Zidane firma el segundo empate consecutivo en la Liga ante los de Quique Setién (2-2), que empataron a cinco minutos para el final. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El centrocampista galés del Real Madrid Gareth Bale (i) disputa un balón con el centrocampista de la UD Las Palmas Roque Mesa (d).  EFE/Ángel Medina G.

El centrocampista galés del Real Madrid Gareth Bale (i) disputa un balón con el centrocampista de la UD Las Palmas Roque Mesa (d). EFE/Ángel Medina G.

MADRID.- El Real Madrid se atragantó este sábado en su visita a la Unión Deportiva Las Palmas tras firmar el segundo empate consecutivo de la temporada (2-2) y dejar acercarse al FC Barcelona, que no falló en su visita al Sporting de Gijón con motivo de la sexta jornada de LaLiga Santander.

El tropiezo ante el Villarreal tuvo continuación este sábado en Gran Canaria por culpa de Araújo, que remató con gran fortuna el definitivo 2-2 a cinco minutos para el final del partido. Los rechaces permitieron al argentino quedarse en posición franca después de que el esférico golpease hasta en dos ocasiones en Kiko Casilla.



La lectura de los pupilos de Zidane había sido más que inteligente y sobre todo la valentía del técnico francés, que se atrevió a cambiar a Cristiano Ronaldo a 20 minutos para el final. Con el luso en el banquillo -ya con el 1-2 en la buchaca- llegaron los nervios, pero, principalmente, el ímpetu de los canarios, que no se dieron por vencidos.

El inicio dibujaba un duelo parejo, muy equilibrado entre dos fuerzas muy distintas. Los 'pío pío' apostaron por su estilo bien cuidado, muy aseado en la salida del balón; los blancos jugaron sus cartas a favor de Bale, el más destacado en ataque y quién más ocasiones originó en sus botas. El galés y Morata, en pequeñas dosis, fueron echando el guante a Las Palmas.

Así fue hasta que a la media hora Nacho -el mejor junto con Carvajal- remató una jugada por banda izquierda que terminó en la cabeza de Marco Asensio. El jovencísimo centrocampista no falló y adelantó a los suyos en un campo donde los canarios todavía no conocen la derrota este curso.

Sin embargo, los de Quique Setién -bajo la batuta del talentoso Jonathan Viera- se fueron con premio al descanso después de que Tana hiciese bueno un balón en el corazón del área tras un sensacional centro de Momo. El disparo ajustado puso el 1-1 y obligó a los blancos a firmar una reacción sin discusión.

Y así ocurrió en el acto final. Zidane apretó las clavijas a sus futbolistas y el Real Madrid anuló por completo a su rival. Los amarillos no tiraron a puerta y los capitalinos no pararon de cercar la meta por Javi Varas. Bale, con un chutazo, avisó a Las Palmas cuando todavía el empate mandaba en el electrónico.

Hasta que Morata provocó el 1-2 con un disparo muy potente a cuarto de hora para el final. Benzema aprovechó un nuevo rechace, idéntico al del primer gol, y el francés marcó el gol que parecía más que definitivo. Sin embargo, y lejos de la realidad merengue, Araújo permitió llevarse el caramelo a los canarios y provocar el segundo traspié consecutivo del actual campeón de Europa.