Público
Público

"No hemos dado un volantazo"

Del Bosque niega un cambio de estilo en el juego de la selección y defiende su doble pivote con Busquets y Alonso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una versión por la noche, muy crítica. Otra versión por la mañana, muy elogiosa. Del Bosque dejó claro que necesitaba rectificar, borrar esa imagen de entrenador enfadado que dio tras el partido. Vio un partido en directo desde el banquillo que, según confesó en caliente, no le gustó.

Y vio otro en diferido a través de la televisión que, según expuso ayer ante los medios en una improvisada conferencia de prensa, le dejó muy satisfecho. En ninguna de sus dos versiones, el seleccionador reconoce un cambio de estilo entre el encuentro ante Suiza y el jugado frente a Honduras. 'No hemos dado un volantazo', asegura.

'No se diferencia mucho el pasado del presente', afirma el técnico, extendiendo las comparaciones no sólo al partido de Suiza sino a la etapa del anterior seleccionador. 'No nos hemos separado del pasado. Y me apoyo en la estadística. Lo que hacemos se aproxima bastante. Intento buscar esas diferencias, porque necesito encontrarlas, pero no las veo. Y me empeño en buscarlas, porque escucho y leo, pero no lo consigo'.

Un día más, al técnico se le pidió respuesta a la opinión ácida de Luis tras el choque. 'Con este juego', había comentado Aragonés, 'España no puede ir muy lejos. He visto cosas que yo no hubiera hecho. Xavi jugó de media punta, ni es su lugar habitual ni el ideal. Lo suyo es armar el juego desde los centrales, porque piensa muy deprisa, más que Xabi y Busquets'.

Del Bosque dijo que no iba a entrar, que respetaba todas las opiniones ('leo todo y algunas cosas comparto, sólo dejaré claro que hemos sido escrupulosos en respetar el puesto que cada jugador tiene en su equipo', dijo), pero en todas sus respuestas posteriores, en el fondo, también dejó un mensaje para Luis.

Por ejemplo, cuando se le preguntó por su insistencia en actuar con un doble pivote defensivo: 'Si yo fuera jugador me gustaría parecerme a Busquets. Lo hace todo. Está continuamente en disposición de ayudar al equipo, es generoso, se vacía defensivamente, y es de los primeros que empieza a jugar al fútbol. Y cuando está bien el fútbol se hace más fluido.

Y ya no digamos Xabi Alonso, también pensando en el equipo, refuerza nuestro sistema defensivo y se incorpora, administra la variante del juego corto y largo, y tiene disparo. Esa etiqueta de jugadores defensivos no la veo. Sí son jugadores con una gran conciencia de equipo. Ojalá todos fueran como ellos. Piensan en todo. Tienen un compromiso con el equipo. Son los entrenadores en el campo'.

También habló de Xavi. Si no entró más en juego, vino a decir, fue por su propia culpa, 'porque tiene libertad para bajar a recibir y tampoco creo que difiera mucho su zona de influencia'. Y, harto de las comparaciones, ya explotó: 'Tampoco es bueno mirar tanto al pasado. Fuimos campeones de Europa, muy bien, pero eso ya ha pasado. Vivir de las rentas no dura nada. El fútbol es tan efímero que no conviene preocuparse de mirar para atrás'.

Cuando se le preguntó por Navas, otro síntoma del viraje hacia el juego por las bandas, y después de elogiar al sevillano, afirmó: 'Parece que tengo estar dando todo el rato pruebas de que no me he alejado del modelo anterior. No hay un modelo único. Y si escarbáramos un poquito, encontraríamos detalles del pasado muy parecidos a los de ahora'.