Público
Público

"No soy el mejor deportista español"

Rafa cree que el hecho de que le comparen con ilustres como Gasol, Indurain o Alonso ya es para él "un honor"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nadal volvió a casa. Un puñado de aficionados y una multitud de periodistas se congregaron a primera hora de la mañana de ayer en Barajas para recibir al que ya es, según muchos, el mejor deportista español de la historia, aunque él mismo no lo quiera reconocer. 'Es evidente que no soy el mejor deportista español de la historia, decirlo es una barbaridad y reconocerlo sería bastante arrogante por mi parte', dijo. Rafa cree que el hecho de que le comparen con ilustres como Gasol, Indurain o Alonso ya es para él 'un honor'. 'Hay que valorar los éxitos actuales del deporte español, pues esto no va a ser eterno', reconoció el tenista balear.

Tras ocho horas de viaje directo desde Nueva York y con llegada a Madrid a las 7.15 de la mañana, otros habrían preferido escabullirse de los medios de comunicación e irse a descansar. Nadal probablemente también lo habría preferido, pero aguantó la rueda de prensa con una sonrisa permanente. Con el Abierto de Estados Unidos en su vitrina, Rafa cierra un círculo. Un mosaico que presidió el acto así lo representaba. Cuatro fotografías, cuatro imágenes del español con los trofeos de los cuatro grandes. El de Estados Unidos era el único Grand Slam que le faltaba y, hasta este año, había sido el menos propicio para su juego. 'Como tenista he dado un paso muy importante en mi carrera. Lo que he hecho es algo muy difícil de conseguir', afirmó feliz.

La mejora en el saque ha sido, en gran medida, culpable de que el de Manacor haya conseguido vencer en Flu-shing Meadows. 'El servicio siempre había sido mi asignatura pendiente. Sin la mejora de este año, probablemente no habría ganado en Nueva York', reconoció. También relató sus cambios técnicos previos al torneo: 'No estaba sacando bien los días anteriores a comenzar así que decidí cambiar el grip para tocar más bola y que corriera más a contraviento'.

Con 24 años, Nadal ya lo ha ganado todo. Sin embargo, ayer aseguró que las ansias de ganar y la ilusión 'siguen intactas'. 'Cuando se acabe la ilusión sabré que es el momento de dejarlo', sentenció. Rafa no cree que sus rivales se estén estancando. 'Es normal que puedan tener momentos de bajón, pero siguen siendo rivales muy a tener en cuenta', dijo en referencia a Soderling y Murray. Sobre su gran adversario, Federer, quiso ir más allá: 'Ha hecho cosas que van a ser prácticamente imposibles de conseguir'. En referencia a sus recientes problemas de rodilla, señaló: 'No puedo pedir más, sólo salud'.

Ahora, al balear le toca disputar el torneo de Shanghai. 'Para mí es igual o más importante que París', aseguró, aunque la Copa Masters de Londres será el último gran torneo del año: 'Es el más complicado para mí: por los rivales y por la pista'. Rafa expresó por último su deseo de que el calendario ATP se reduzca. 'Es muy largo', dijo.

Por la noche, el Santiago Bernabéu, antes del partido Real Madrid-Ajax, le ovacionó.