Público
Público

Nuevo curso sin cambios

El campeón comienza la pretemporada sin ningún fichaje y con las salidas aún por cerrar. Guardiola confía en aumentar la plantilla y poder doblar todas las posiciones para afrontar los nuevos retos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pep Guardiola se puso ayer de nuevo el calzón, saltó al césped de la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí y, entre más nubes que sol, saludó uno por uno a sus jugadores. Fue un acto rutinario. La oficialización de que las vacaciones habían acabado para el campeón de Europa y de Liga, que sigue presentando exactamente el mismo perfil que hace algo menos de dos meses, cuando el técnico azulgrana se despidió de sus pupilos. En el reencuentro, Guardiola vio incluso menos caras -faltaban los futbolistas que disputaron la Copa América y Bojan-, y todas conocidas.

Por primera vez desde que se hizo cargo del Barça, el entrenador no tuvo que explicar las rutinas de trabajo a ningún fichaje. El club azulgrana mantiene en la caja 43 de los 45 millones de euros que presupuestó para contrataciones este verano. Los dos que faltan se los gastó en Kiko Femenía, incorporado al Barça B. Andoni Zubizarreta lo razonó así hace unas semanas: 'El 90% de los jugadores que cualquiera querría fichar están en nuestra plantilla'.

El técnico dispondrá en la gira americana de la plantilla al completo

Aun así, a petición de Guardiola, el secretario técnico del Barça persigue a dos futbolistas que aún no ha conseguido atrapar, pese a su deseo de incorporarse al Barça: Cesc Fàbregas y Alexis Sánchez, los dos seriales del verano azulgrana. El delantero se despidió en la madrugada del lunes de la Copa América -Venezuela eliminó a Chile-, circunstancia que podría precipitar el tira y afloja que Udinese y Barça mantienen desde hace más de un mes por el precio y la forma de pago de Alexis.

El estancamiento -aún mayor en el caso de Cesc- retiene a Bojan en Barcelona, pese a que Luis Enrique le espera en Roma desde hace días. El club azulgrana, que se resiste a confirmar su venta antes de cerrar algún fichaje, permitió al delantero catalán que no se reincorporase a los entrenamientos del grupo. De modo que Bojan continuó ayer entrenándose por su cuenta -es así desde hace días-, y no pasó revisión médica ni se ejercitó por la tarde con la plantilla.

Tampoco lo hicieron Alves, Adriano, Mascherano, Milito y Messi, con días extra tras su reciente eliminación de la Copa América. Puyol, que según los médicos evoluciona 'satisfactoriamente' y según los plazos previstos de una artroscopia en la rodilla izquierda, prosiguió con su plan específico de recuperación. Guardiola, que hoy ofrecerá sus primeras impresiones sobre el curso junto a Zubizarreta, los espera a todos para la gira estadounidense, que comenzará a finales de mes, tras visitar Croacia y Alemania para disputar varios amistosos. El primero, este sábado en Split, inaugurará simbólicamente una temporada cargada de retos, pese a los títulos ya logrados: 10 de los 13 posibles, desde que el técnico catalán asumió el mando.

Bojan, pendiente de su traspaso al Roma, se mantiene al margen del grupo

El Barça de Guardiola tiene ante sí la oportunidad de convertirse en el primer equipo que conquista dos Champions consecutivas; de enlazar la cuarta Liga, a imagen del Dream Team de Johan Cruyff, y de concluir el curso alzando seis títulos -todos los que disputará-, como ya hizo en el fabuloso primer año del técnico de Santpedor. 'Cada año tenemos motivaciones nuevas; ahora mismo, aún no se puede decir que este equipo es el mejor de la historia, eso se verá con perspectiva. Disfrutemos del talento que tiene este grupo', señaló ayer Gerard Piqué, en una entrevista concedida a Nike.

'Un equipo como el Barça, que siempre tiene tanta presión por ganar títulos, tienes que renovarse cada año', prosiguió el central. Para afrontar esos retos, que Guardiola siempre asocia al estilo y al nivel de juego, el técnico confía en contar esta temporada con una plantilla un poco más amplia que la del curso pasado y tener todas las posiciones dobladas. De momento, dispone de ocho defensas, seis centrocampistas y cinco delanteros, descontado Bojan.