Publicado: 12.09.2015 17:59 |Actualizado: 12.09.2015 17:59

Rubén Plaza gana en Cercedilla y Fabio Aru ya es el virtual ganador de la Vuelta a España

El ciclista del Lampre hizo una larga escapada en solitario de 140 kilómetros y se presentó en la meta con un tiempo de 4 horas y 37 minutos. Sólo resta una jornada de trámite.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
Aru, virtual ganador de La Vuelta por delante de 'Purito'. /ASTANA

Aru, virtual ganador de La Vuelta por delante de 'Purito'. /ASTANA

El español Rubén Plaza (Lampre) ganó la vigésima etapa de la Vuelta a España, entre San Lorenzo de El Escorial y Cercedilla, de 175 kilómetros, en la que el italiano Fabio Aru (Astana) se enfundó el maillot rojo que le convirtió en virtual vencedor de la carrera a falta de una jornada de trámite. Plaza, con una larga escapada en solitario de 140 kilómetros, se presentó en Cercedilla con un tiempo de 4h.37.06. Después de algunos corredores de la escapada del día, se presentaron a 2.42 minutos del ganador el colombiano Nairo Quintana y el polaco Rafal Majka.

A 54 segundos llegó el grupo de Fabio Aru, que levantó los brazos en la recta, y de Joaquim "Purito" Rodríguez, quien conservó el segundo puesto de la general ante el acoso de Majka, quien pasó a la tercera plaza. Durísimo golpe para el holandés Tom Dumoulin a un paso de Madrid. Su hundimiento en La Morcuera, víctima de la estudiada estrategia del Astana, le costó muy caro.



Aru, de 25 años, ganará la Vuelta con una ventaja de 1.17 minutos sobre Purito y 1.29 respecto a Majka, quienes le escoltarán en el podio de Madrid. Dumoulin se fue a la sexta plaza, a 3.46. Rubén Plaza (Lampre) se empeñó en coger el protagonismo de la etapa cuando aún restaban 114 kilómetros de meta, en el primer ascenso a La Morcuera (1a), cuando decidió marcharse en solitario. En el segundo, el veterano ciclista alicantino fue capaz de mantener a raya a sus perseguidores, mientras que en el grupo de favoritos el Astana empezaba a quemar sus naves.

Mikel Landa tomó la iniciativa con un ritmo elevado e hizo sufrir a Dumoulin, a quien le costó seguir con los favoritos. Después saltó Aru a 1.500 metros de la cima de La Morcuera y se fue con Quintana y Majka. El holandés se quedó aislado y sin equipo. Todos los rivales desaparecieron por el horizonte. El líder perdía 20 segundos en la cumbre.

Ya bajando la Morcuera, Aru y Landa se unieron a Luis León Sánchez y Andrey Zeits, formando una mayoría clara del Astana contra Dumoulin. Además allí estaban el resto de favoritos. Todos contra uno. La suerte estaba echada. Enseguida, ya en el tránsito hacia el Puerto de Cotos, el retraso del líder ya era de un minuto. La Vuelta se le iba de las manos a Dumoulin, que se limitó a mantener un ritmo que le permitiera al menos salvar la tercera plaza del podio, ya que la segunda iba camino de Purito.

En el ascenso de Cotos se escaparon Quintana y Majka en el grupo en el que cocinaba el título y las plazas de podio. Peligraba el segundo puesto de Purito, quien se aprovechaba del impulso del Astana, que llevaba en volandas a Aru. Con Dumoulin hundido, a más de 4 minutos en la cima del último puerto, Aru ya era el virtual ganador de la Vuelta, lo que se concretó en la meta de Cercedilla. Emoción por la defensa de la segunda plaza de Purito ante Majka. Finalmente, el español logró el objetivo. Una etapa para la historia de la Vuelta.