Público
Público

"Soy un trabajador, no tengo ego"

La espalda de San Emeterio llena en Turquía la camiseta de Pau, una herencia de la que es difícil abstraerse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A ratos, Fernando San Emeterio no puede abstraerse de la herencia que impone su camiseta. Su espalda llena el 4. La coraza de Pau Gasol en la selección. '¡No comparemos!', advierte. Los que sí lo hacen son sus compañeros. 'Un poco de cachondeo sí que hay con el tema', reconoce. En el día tres del Mundial, su voz grave rebosa la filosofía del grupo. 'Desde dentro se refiere el del Baskonia sobre la selección, lo que te sorprende es que no hay trampa ni cartón. Que realmente son un grupo de amigos'. En el día dos sacó a su camiseta del silencio con cuatro puntos ante Nueva Zelanda. 'Tampoco fue un debut muy sonado', se sincera. 'Un seis', se puntúa tras un silencio. Le cuesta hablar en singular, venderse. 'No hago nada excelente', asevera. 'Soy más un exponente del trabajo. El típico jugador de equipo', defiende. 'Un trabajador que no tiene ego'.

Un camaleón de roles para Scariolo. Excelente defensor, regular en el tiro 'En la selección no se le encoge la muñeca', dice, sacrificado en el rebote. Un batallador fuera de foco al que las dudas en la selección, tras la derrota ante Francia, le cogieron de nuevas. 'La gente por sus compañeros empezó a recordar cosas tras el mal inicio del pasado Europeo. Malos momentos que han servido para que este año esa derrota se haya digerido con más naturalidad', incide. Esa noche, San Emeterio reflexionó sobre la dinámica de un Mundial. 'Ser primeros o segundos de grupo no nos tiene que preocupar, como tampoco podemos estar pendientes ahora de Estados Unidos. Lo que tenemos que hacer es recuperar las sensaciones que el equipo siempre ha tenido. Según pasen los partidos, aumentarán los minutos de intensidad', reconoce.

«Sé que no hago nada excelente», reconoce este camaleón de roles

Lituania prueba hoy (20:00 h, La Sexta) la confianza en esa teoría. 'Cuando ponemos los cinco sentidos en cada jugada todo va mejor', asegura Raúl López. Sucedió en el segundo tiempo del partido ante Nueva Zelanda. Con más rebotes ofensivos, más anticipación en la defensa, más posibilidad de velocidad. 'La defensa debe ser nuestra gasolina', incide Scariolo. La máxima ha calado en el equipo en la noche de diván tras la derrota en el debut. 'Siempre hay que enfocar más el aspecto defensivo', afirma Raúl López. 'Nos sentimos más cómodos cuando somos capaces de correr'.

Un manual de autoexigencia que obliga a mucho oficio en esta primera fase y a saber sobrellevar la pereza peligrosa ante partidos desiguales. 'Los cruces son lo más divertido de estos campeonatos. Son lo que sacan lo mejor de ti, lo mejor de los rivales, cuando te lo juegas todo y uno disfruta compitiendo', anuncia Raúl López. Entonces, San Emeterio ya tendrá rodada su dinámica. 'Sé que habrá días que no jugaré, otros, sí; por eso tengo que estar metido en todo momento en el campeonato para cuando me necesiten', asume sin ambages el mismo jugador que decidió la Liga para el Baskonia, después de un año que le descubrió el PIN de la selección. 'A veces he pensado que merecía haber llegado antes', reconoce. La última vez que vistió de rojo, antes de su debut absoluto en Turquía, fue con la selección B en los Juegos del Mediterráneo en Almería 2005. 'Evidentemente, Madrid y Barça siempre tienen más repercusión espeta,pero no he venido antes por un problema de escaparate. El tema es que no había huecos'. Paradójicamente, la baja de Pau ha roto su silencio.