Público
Público

Asia Banco de Japón mantiene su política monetaria tras la subida de tipos en EEUU

El gobernador Haruhiko Kuroda descarta que el avance de la inflación vaya a desencadenar una inmediata alza del precio del dinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, en una rueda de prensa tras una reunión sobre políticas monetarias en Tokio (Japón). EFE/Kimimasa Mayama

El Consejo de Política Monetaria del Banco de Japón (BoJ, según sus siglas en inglés) ha decidido por una mayoría de 7 votos favorables, frente a 2 en contra mantener la tasa de depósito en el -0,1% y seguir adelante con sus compras de bonos con el objetivo de limitar la rentabilidad de la deuda japonesa con vencimiento a diez años en torno al 0%, según anunció la institución horas después de que la Reserva Federal de EEUU (Fed) haya subido los tipos de interés por segunda vez en los últimos tres meses.

La economía de Japón ha continuado su expansión moderada y la entidad confía en que seguirá así respaldada por la tendencia al alza de la demanda doméstica y un moderado repunte de las exportaciones ante la mejora de la economía internacional.

En cuanto a la inflación, el Banco de Japón espera que la tasa interanual del IPC será ligeramente positiva como consecuencia de la subida de los precios de la energía y se prevé que se aproxime al 2% en el medio plazo.

Entre los riesgos para sus previsiones, la institución nipona señala la evolución de los acontecimientos en EEUU y el impacto de la política monetaria estadounidense en los mercados internacionales, así como el desarrollo de las economías emergentes exportadoras de materias primas, las consecuencias del 'Brexit' y las perspectivas sobre la deuda europea, incluyendo su sector financiero.

En rueda de prensa tras la reunión, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, ha apuntado que el avance de la inflación hacia el 1% no desencadenará una inmediata alza de los tipos de interés, lo que indica que el país mantendrá su política ultralaxa pese a que otras grandes economías están analizando una retirada de sus estímulos.

Kuroda ha dejado claro que el Banco de Japón no seguirá los pasos de la Fed en el corto plazo, al decir que Japón aún necesita un fuerte apoyo monetario mientras la inflación siga distante del objetivo del banco del 2% y los riesgos al crecimiento tengan un sesgo a la baja.

El gobernador del Banco de Japón también ha desestimado la especulación del mercado sobre que la entidad Japón podría elevar su meta de rendimiento de los bonos a finales de este año, cuando se espera que el IPC se acerque al 1% debido principalmente a un repunte en los costes de combustible y al aumento de los precios de las importaciones por un yen más débil.

Contra el proteccionismo

Kuroda, que participará en una reunión de líderes de finanzas del G-20 este fin de semana en Alemania, también ha defendido el apremio de las autoridades europeas a proteger el libre comercio, en un aparente rechazo a las medidas proteccionistas del presidente estadounidense, Donald Trump.

"No sólo el G-20, también el FMI y la OCDE han hablado sobre los daños del proteccionismo al comercio global y al crecimiento económico mundial, y que es necesario mantener el libre comercio y la inversión", ha declarado.