Publicado: 21.09.2016 13:17 |Actualizado: 21.09.2016 13:17

El Banco de Japón anuncia que revisa su política monetaria después de tres años inyectando dinero

La estrategia se centrará ahora directamente en los tipos de interés, aunque todavía no ha decidido situarlos en tasas negativas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, saluda a los periodistas a su llegada a la rueda de prensa en la sede de la entidad en Tokio. REUTERS/Toru Hanai

El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, saluda a los periodistas a su llegada a la rueda de prensa en la sede de la entidad en Tokio. REUTERS/Toru Hanai

TOKIO.- El Banco de Japón revisó su marco de política monetaria el miércoles, con lo que pasó a centrarse en los tipos de interés y dejó a un lado una campaña de más de tres años de impresión de dinero que ha hecho poco por reactivar a la economía.

Pero el Banco de Japón (BoJ, por sus siglas en inglés) se abstuvo de hundir los tipos de interés en territorio más negativo y tampoco expandió su objetivo de compra de activos.

El BoJ dijo que la modificación apunta a reiniciar su programa de estímulo para una batalla prolongada con la que planea alcanzar y luego mantener su objetivo de inflación de un 2%.



Las acciones japonesas subieron y el yen cayó por la esperanza de que la decisión del BOJ de revisar su programa de estímulo reduzca la presión sobre los bancos y las aseguradoras, aunque algunos analistas dudan de que la medida pueda tener un impacto positivo y duradero en los mercados. "La impresión es que el BOJ está empezando a retirar algunas de sus tropas del frente de batalla," dijo Katsutoshi Inadome, estratega de renta fija de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities. "Los mercados ahora podrían comenzar a poner a prueba el compromiso del BOJ con su objetivo de precio en los próximos meses", agregó.

Edificio del Banco de Japón, en Tokio. REUTERS/Toru Hanai

Edificio del Banco de Japón, en Tokio. REUTERS/Toru Hanai

El gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, dijo que centrarse directamente en los tipos de interés podría ser más eficaz para elevar las expectativas de inflación que enfocarse en la base monetaria.

"Es muy eficaz en la perspectiva a largo plazo. Pero en el corto plazo, no hay una relación clara entre el objetivo de base monetaria y las expectativas de inflación", dijo Kuroda en una conferencia de prensa.

Sin cambios en el ritmo de compra de bonos

En la revisión de tipos que concluyó el miércoles, el BOJ abandonó su meta de base monetaria y en su lugar adoptó un "control de la curva de rendimiento" bajo el cuál comprará bonos soberanos a largo plazo para mantener los rendimientos de las títulos a 10 años en los niveles actuales en torno al cero por ciento.

El BOJ seguirá comprando bonos soberanos a largo plazo a un ritmo que garantice el incremento de sus tenencias en 80 billones de yenes (781.000 millones de dólares) por año. También dejó estable los tipos de interés de un -0,1% que cobra a una porción de las reservas en exceso que las instituciones financieras mantienen en el organismo.

Bajo el nuevo marco el BOJ podría profundizar los tipos negativos, bajar el objetivo de la tasa a largo plazo o expandir la base monetaria si desea aliviar de nuevo su política monetaria, dijo el banco central en un comunicado.