Publicado: 31.08.2014 13:30 |Actualizado: 28.08.2015 15:55

El Corte Inglés gana un 6,2% más en 2013, su primera mejora de beneficio desde que empezó la crisis

El gigante de la distribución cierra su último ejercicio fiscal con un beneficio de 174, 3 millones pese a que las ventas bajaron un 1,8%. La venta de su financiera al Banco de Santanderle ha dado un respiro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés.

Los resultados económicos de El Corte Inglés suelen ser considerados por el periodismo y los expertos como un buen termómetro de la situación real del país. El gigante de la distribución ha salvado una vez más un año de crisis, 2013, con beneficios. Eso ya es algo normal, lo novedoso es que este año el beneficio se ha incrementado por primera vez desde que empezó la crisis en 2008: el año pasado ganó 174,3 millones, un 6,2% más que en 2012, según el Informe de Gestión y las Cuentas Anuales aprobadas este domingo en la Junta General de Accionistas.

En ese incremento del beneficio tiene mucho que ver la venta del 51% de la financiera al Banco de Santander por 140 millones de euros.

La cifra de negocio, sin embargo, baja ligeramente: en 2013 se situó en 14.292 millones de euros. Las ventas bajaron un 1,8% con respecto a 2012. Sin embargo, el volumen de venta en la principal línea de negocio de El Corte Inglés, la de los grandes almacenes, que aglutina el 59% del total de ventas, creció un 3,9%. A pesar del entorno económico, con un consumo aún titubeante, el cash-flow ha aumentado un 6,4% hasta alcanzar los 722,2 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 728,2 millones de euros, un 0,7% inferior al ejercicio precedente.

Sin embargo, a pesar de haber obtenido beneficios todos y cada de los ejercicios desde que empezó la crisis en 2008, el Corte Inglés ha visto como el volumen de negocio desde 2007 se ha reducido algo más del 20%. El presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, no obvió esta realidad durante su intervención en la Junta de accionistas, pero se mostró optimista respecto al futuro: "Siguen existiendo dificultades, pero se pueden superar con dedicación, con una oferta dinámica y competitiva y con atención esmerada al cliente".

Ese mensaje de tranquilidad a los accionistas se refrenda con otro datos: los fondos propios alcanzan los 8.894 millones de euros, un 0,5% más que el año anterior. Sin embargo, el volumen de inversión en sus centros se situó en 404 millones de euros frente a los 580 millones de 2012.

Isidoro Álvarez: "Siguen existiendo dificultades, pero se pueden superar con dedicación, con una oferta dinámica y competitiva y con atención esmerada al cliente"

En clave de futuro, Isidoro Alvarez aseguró que el grupo  espera dar el paso de la internacionalización "en un tiempo razonable" y subrayó que las mejoras macroeconómicas se están comenzando a notar en las ventas, que este año han caído menos que los anteriores. Añadió que la empresa está "sana" y debe afrontar uno de los deberes que tiene pendientes: sacar sus grandes almacenes al exterior. La firma ya opera fuera a través de la cadena textil Xfera y sus negocios de viajes y de tecnologías de la información.

Aún "no hay hoja de ruta" para la salida al exterior, por lo que todavía no se han definido los países en los que empezará ni si lo harán solos o de la mano de algún socio.

De vuelta a las cuentas de 2013, la mejora del beneficio estriba principalmente, en los cambios en la contratación de suministros y negociaciones con los proveedores, que ahora hacen de forma conjunta todos los formatos, y a las "economías de escala" logradas con la apuesta por unos precios más "competitivos" y que han permitido atraer a más clientes. 

El grupo cerró el ejercicio con 93.300 trabajadores, 3.000 menos que un año antes, un descenso que las mismas fuentes atribuyeron a la finalización de contratos temporales, bajas voluntarias, algún despido y "muchas" jubilaciones. En sus centros trabajan otras 20.000 personas de empresas colaboradoras.

La Junta de accionistas también dio el visto bueno a la entrada en el consejo de administración de Manuel Pizarro, que recientemente fichó por el grupo como adjunto a la presidencia con competencias en el área financiera.
Actividad por líneas de negocio

Por líneas de actividad, las tres con mayor aportación al consolidado son los grandes almacenes, los hipermercados y la agencia de viajes, que suman el 87% del total de la cifra de negocios. Además del sector del gran almacén, la actividad más relevante del grupo, Hipercor  alcanzó una cifra de negocios de 1.716,3 millones de euros, con un descenso del 8,1%, y un beneficio de 7,3 millones de euros.


Las llamadas tiendas de proximidad, Supercor, Supercor Exprés y Opencor, siguieron en 2013 la estrategia de revisión continua de precios, lo que ha dado buenos resultados. Con una cifra de negocio de 466 y 149,7 millones, respectivamente, Supercor y Tiendas de Conveniencia han avanzado en la fusión operativa de las sociedades.

Por su parte, Bricor consiguió una cifra de negocios de casi 80 millones de euros, con una importante mejora del resultado. A esta evolución positiva ha contribuido la mejora de la gestión interna, así como la apertura y desarrollo de las tiendas implantadas dentro de El Corte Inglés e Hipercor. Viajes El Corte Inglés ha mantenido ha tenido un volumen de negocio de 2.277,5 millones de euros y un beneficio neto de 34,7 millones.

Otras líneas de negocio, como Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Seguros y Óptica, han obtenido resultados positivos. Las TIC (Informática El Corte Inglés, Investrónica y Telecor), alcanzaron en conjunto una cifra de negocios de 660 millones de euros. Óptica 2000 tuvo un volumen de negocios de 75,4 millones de euros, y en cuanto al Grupo de Seguros, la cifra de negocios aportada fue de casi 176,2 millones de euros, un 13,8% más que el año anterior, con un beneficio de 40,26 millones de euros, un 7,8% superior.