Publicado: 13.09.2016 20:46 |Actualizado: 14.09.2016 07:00

El paro femenino baja la mitad que el masculino

Hay más mujeres que hombres inscritas en las oficinas de empleo, cosa que no ocurría en los peores momentos de la crisis.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Una mujer sale de una oficina del Servicio Público de Empleo en Sevilla. REUTERS

Una mujer sale de una oficina del Servicio Público de Empleo en Sevilla. REUTERS

MADRID.- La crisis económica ha sido especialmente dura con las mujeres en materia laboral. Su tasa de paro, que arrancó 2008 en el 11,8%, llegó a estar en el 26,57% hace un par de años. Y ahora, según todos los indicadores oficiales, se están beneficiando de la creación de empleo bastante menos que los hombres.

Por lo que se refiere al paro registrado, los datos son concluyentes. Desde que empezó a caer en febrero de 2013, el número de hombres inscritos en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), antiguo INEM, ha bajado un 35,1%, mientras que el de mujeres lo ha hecho en sólo un 18,3%.



Debido a ello, se ha abierto una notable brecha entre el paro femenino y el masculino. Si en febrero había prácticamente tantas mujeres demandantes de empleo como hombres (2.536.596 frente a 2.503.626), a 31 de agosto la diferencia entre ambos colectivos era de casi 700.000, en perjuicio de ellas.

La Encuesta de Población Activa (EPA), que elabora el INE, correspondiente al segundo trimestre de 2016, última conocida, corrobora esta tendencia. La EPA no es un puro recuento, como el paro registrado, sino una estadística. Pero los resultados que arrojan uno y otra son sustancialmente parecidos.

Entre el primer trimestre de 2013 y el segundo de 2016 abandonaron las filas del paro 1.108.800 hombres sobre un total de 3.358.400 y 846.717 mujeres sobre un total de 2.919.900. Eso significa que, en términos relativos, el desempleo masculino retrocedió un 33% durante ese periodo y el femenino, un 20,4%.

La EPA apunta que a día de hoy hay más mujeres que hombres en paro; concretamente, 2.325.100 frente a 2.249.600. En el punto álgido de la crisis, en cambio, no era así, pues había 2.919.900 y 3.358.400, respectivamente.

Igual que la reducción del paro de los últimos dos años se ha notado menos en el colectivo femenino, la creación de empleo también ha sido inferior en él. Al cierre del segundo trimestre de 2016 ocupaban 8.329.500 puestos de trabajo, con una subida del 6,9% respecto al primer trimestre de 2013. Hombre ocupados hay un 7,9% más.