Público
Público

Los seis grandes banqueros ganaron 140 veces el salario medio en 2016

Su retribución conjunta fue de 22,2 millones de euros. La mejor pagada sigue siendo la presidenta del Santander y el que menos cobra, el de Bankia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, el presidente del BBVA, Francisco González, la del Santander, Ana Botín, el de Caixabank, Jordi Gual, el ex presidente del Popular, Ángel Ron, el del Sabadell, Josep Oliú, y el de Banki, José Ignacio Goirigolzarri. EFE/REUTERS

Los presidentes de los seis mayores bancos españoles (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Popular) ganaron un total de 22,2 millones de euros durante 2016, según los informes de gobierno corporativo en poder de la CNMV. La retribución media per cápita alcanzó los 3,7 millones, equivalentes a más de 140 veces el salario medio español, que ascendía a 26.259 euros en 2015, último año completo del que existen estadísticas oficiales.

La mejor pagada en 2016 fue, una vez más, la presidenta del Santander, Ana Botín, que se embolsó 9,9 millones de euros: 7,4 en efectivo y acciones del banco y 2,5 como aportación a su fondo de pensiones.

Le siguieron, a notable distancia, Francisco González, máximo responsable del BBVA, que percibió 4,9 millones, y Josep Oliu, del Sabadell, con algo más de cuatro.

El presidente que menos dinero ganó fue el de Bankia, entidad mayoritariamente controlada por el Estado y que todavía tiene pendiente de devolución buena parte de las ayudas públicas concedidas para evitar su quiebra. José Ignacio Goirigolzarri percibió una retribución en metálico de 625.000 euros y acciones por valor de otros 125.000 euros.

El consejo de Bankia fue el que tuvo en 2016 un coste más bajo, como viene siendo habitual desde su nacionalización hace casi cinco años: tres millones de euros, muy lejos de los 30,5 del Santander. Cuatro miembros del principal órgano de administración de la entidad presidida por Ana Botín, dos del BBVA y otros dos del Sabadell ganan individualmente más que todos los consejeros de Bankia juntos.

En total, los seis principales bancos españoles se gastaron el año pasado 93,8 millones de euros en retribuir a sus administradores, con un descenso del 10% respecto a 2015, imputable a una menor dotación a fondos de pensiones.

El dinero recibido por sus presidentes se mantuvo prácticamente estable entre ambos ejercicios.