Público
Público

Derecho a huelga El Supremo permite que los clientes de una empresa en huelga contraten con terceros

Avala que los clientes de una empresa subcontraten servicios con otras compañías en caso de huelga, ya que impedirlo tendría "consecuencias exorbitantes" en la protección de este derecho

Publicidad
Media: 3.11
Votos: 9
Comentarios:

Imagen de archivo de la huelga general de 2010. (EFE)

El Tribunal Supremo (TS) ha abierto la puerta a que los efectos de una huelga sean neutralizados mediante la subcontratación de otra empresa. En una sentencia de noviembre de 2016, el TS avala que el cliente de una empresa recurra a otra para que los servicios contratados con la principal no se vean afectados por una huelga.

El fallo es totalmente diferente al que emitió en su momento la Audiencia Nacional, que dios la razón al sindicato CGT. En una interpretación diferente de la jurisprudencia sobre el derecho a la huelga, el TS admite el recurso de la empresa Altrad Rodisola, especializada en el montaje y alquiler de andamios, y anula la sentencia de la Audiencia.

Altrad Rodisola acometió en 2015 varios cambios en las condiciones laborales de su plantilla que condujeron a los empleados a convocar una huelga. Durante este periodo, varios de los trabajos contratados por otras empresas con Altrad Rodisola fueron realizados por terceros. CGT denunció en la Audiencia Nacional la decisión por vulneración del derecho de huelga y la sala de lo Social le dio la razón al entender que, si los trabajadores no hubieran hecho huelga, esos trabajos no se habrían realizado.

Sin embargo, la sentencia del Supremo dice que impedir esta subcontratación supone una protección "exorbitante" del derecho a huelga. "Si se impidiese a los destinatarios de los trabajos, que no lo tuvieran prohibido por contrato, contratar con otras [empresas], llegaríamos a sostener que los consumidores habituales de un comercio no pudieran comprar en otro, en caso de huelga en el primero, o que la empresa que tenga que realizar determinados trabajos no pudiera recurrir a otra empresa de servicios", especifica el fallo.

 "No existe una vinculación que justifique hacer responsable a Altrad de una conducta en la que no ha participado y en la que no ha podido intervenir para tomar la decisión", dice el TS, eximiendo de responsabilidad a Altrad en cuanto a que dos de sus clientes ─ Dow Chemical y Basell Poliofelinas─ contrataran a otra empresa para realizar el trabajo. Afirma que no puede impedirse que se recurra a la competencia ya que esos dos clientes no forman grupo de empresas con Altrad ni guardan relación con la misma.

Según el TS, la actuación de Altrad "consistió únicamente en comunicar a todos sus clientes que no podía realizar los trabajos comprometidos con ellas durante la realización de la huelga". Altrad "no tiene una vinculación con sus clientes que le permita codecidir con ellas la realización de esos trabajos por terceras empresas de la competencia, ni tampoco se benefició de ello, y sin que tampoco conste que hubiese colaborado", añade. No cabe achacarse a Altrad, prosigue la sentencia, que su conducta "haya impedido o disminuido los efectos de la huelga, o menoscabado la posición negociadora".

Catalá cree que la sentencia elimina "desequilibrios"

La sentencia ha sido bien recibida por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien ha afirmado este lunes que la decisión contribuye a eliminar desequilibrios entre el derecho de huelga y el desarrollo de la actividad económica de las empresas. El ministro cree que, de este modo, la empresas mercantiles no estén "vinculadas estrictamente" a los paros que puedan hacer los proveedores de servicios. Para él, la subcontratación consigue "flexibilidad para garantizar la actividad de las empresa" y que no existan "desequilibrios".

Según expertos consultados por este diario, no se trata de un caso de subcontratación, sino de relaciones entre empresas. "No se puede decir que se haya contratado a esquiroles", apuntan estas fuentes, porque el efecto de la huelga si se hizo notar en Altrad.

Por su parte parte, CCOO considera que el Supremo "no corrige su doctrina sobre el derecho de huelga" en esta sentencia, ya que deja claro que no se puede suplir la actividad de los trabajadores en huelga acudiendo a subcontratas. "La empresa que es objeto de convocatoria, no puede acudir a esa forma de esquirolaje para desviar la producción, y en este punto la Sentencia no introduce ningún cambio", dice el comunicado.