Publicado: 19.09.2015 14:21 |Actualizado: 19.09.2015 14:21

Los autores de la película sobre el caso Bárcenas intentan superar la censura del PP en toda España

Los autores de B, el filme sobre el extesorero del PP, denuncian los problemas que se encuentran para que los cines la emitan y hablan de “cosas raras en un país del siglo XXI”

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 14
Comentarios:
Fotograma del vídeo que David Ilundáin ha colgado en Youtube.

Fotograma del vídeo que David Ilundáin ha colgado en Youtube.

ZARAGOZA.- ¿Dónde se puede ver la peli de Bárcenas? En casi ningún sitio. O sólo en 16 cines de toda España, que viene a ser lo mismo. La cinta dirigida por el navarro David Ilundáin, que recrea las andanzas de uno de principales sospechosos de prácticas cleptocráticas del panorama estatal, solo se proyecta en salas como Renoir Princesa de Madrid, Boliche de Barcelona, Nervión MK2 de Sevilla, Nostrum de Málaga, Funátic de Lleida, Full HD de Cornellá, Filmax Gran Vía de Hospitalet de Llobregat, Ofimax de Mallorca, Megarama San Vicente de Alicante, Ocimax de Mallorca, Megarama Vall Sur de Valladolid, Van Dick de Salamanca, Cantones de A Coruña, Golem Yamaguchi de Pamplona, Monopol de Palman, El Tablero de Córdoba y Multicines Norte y Gran Vía en Vigo.

Tras su estreno este viernes, B, la película no se proyecta en varias de las principales ciudades del país, como Valencia, Sevilla, Zaragoza o Bilbao. En las que ciudades a las que sí ha llegado, salvo en Vigo, solo hay una copia.

“No nos lo van a poner fácil”, explica Ilundáin en youtube. El director llama la atención sobre los “problemas en Facebook para incrustar el tráiler de la película” que se estaba encontrando el equipo. Este está realizando a través de las redes sociales (el hastag es #QuieroVerB) una intensa campaña para difundir el estreno de la película.

Un telediario de viernes sin información sobre cartelera

El Consejo de Informativos de TVE evitó ayer que la pieza sobre las novedades en la cartelera que tradicionalmente emite el telediario del viernes quedara fuera de la escaleta. “Qué casualidad”, ironiza Ilundáin. Los miembros de ese organismo se interesaron por la ausencia, con lo que lograron “evitar que se censurara”, explica el director, que añade que “para evitar el escándalo” la dirección permitió incluir “una pieza den diez segundos”.

“Estamos trabajando para que haya más [copias] y la podáis tener cerca”, anota Ilundáin, al cual admite que “no sé qué pensar” ante las cosas “raras, como estas que nos están pasando, increíblemente, en na democracia, en un país del siglo XXI”. La película, basada en la obra de teatro Ruz-Bárcenas, pudo ser filmada gracias a una campaña de crowfunding.

Dos personajes en una pequeña sala

La trama gira en torno a la declaración en la que Bárcenas tiró de la manta cuando, el 13 de julio de 2014, le dio al juez Pablo Ruz detalles sobre la presunta caja B del PP y las supuestas entregas de sobres con pagos en dinero negro a varis de sus dirigentes.
De hecho, los únicos personajes son Bárcenas (Pedro Casablanc) y el juez Pablo Ruz (Manuel Soro), y la acción se desarrolla en un pequeño habitáculo que hace las veces de la sala de vistas en la que tuvo lugar aquella confesión.

La película recrea la declaración que aquel día efectuó Luis Bárcenas, sin añadir nuevos datos a los que constan en su intervención ante el magistrado que inició las pesquisas sobre la presunta caja B del PP.