Público
Público

Aznar acusa al Gobierno de "suplicar y mendigar" gestos a ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP, al igual que hizo el PSOE para su conferencia política con Felipe González, recurrió ayer a José María Aznar para inaugurar su Convención Nacional en Málaga con un mitin en toda regla. Después de años de diferencias con su sucesor, el expresidente se puso a su disposición y se mostró convencido de su triunfo el próximo 20-N. Viendo que sus críticas ya no podían ir dirigidas hacia Mariano Rajoy, las vertió hacia otro lado, el que más le gusta y el que más enciende a sus filas: tiró de su discurso sobre política antiterrorista.

El expresidente acusó al Gobierno de 'suplicar y mendigar' cada día a ETA que 'por favor haga algún gesto'. 'Alguna declaración, algún documento, algo que se pueda llevar al próximo mitin y que justifique la colección de cesiones que se le están regalando', dijo dirigiendo todos sus ataques hacia los socialistas. Sus palabras arrancaron aplausos y ovaciones de los suyos. Rajoy lo escuchaba atentamente sentado en primera fila. Detrás de él, el líder de los conservadores vascos, Antonio Basagoiti.

El jefe de la oposición nunca ha llegado tan lejos. De hecho siempre que se le ha preguntado si instará la ilegalización de Bildu, de llegar a la Moncloa, ha evitado pronunciarse contundentemente.

Aznar rechazó ayer la idea de que se esté ante el fin del terrorismo. 'Algunos piensan que para conseguirlo lo mejor es darles la razón', denunció mientras defendía que el principal camino pasa por su derrota.

El expresidente acusó al Gobierno de 'suplicar y mendigar' cada día a ETA

'La única posibilidad que tiene ETA es que abandonemos y parece que es en lo que están algunos', siguió con sus críticas después de que hace tan sólo unos días el lehendakari, Patxi López, hablara sobre el acercamiento de presos.

Parece que de su memoria se hayan borrado los contactos que mantuvo su Ejecutivo o las dos mociones que salieron adelante en el Congreso para una nueva 'orientación de la política penitenciaria'. También han quedado grabadas en la hemeroteca algunas frases gloriosas suyas como cuando habló del Movimiento Vasco de Liberación Nacional o cuando en 1998 reconoció que él sabría ser 'generoso' si la organización abandonaba la violencia.

Ayer, todo lo veía desde una perspectiva muy diferente. Aznar indicó que acabar con ETA significa que esta 'no pueda desplegar su proyecto totalitario en las instituciones vascas y navarras con una coalición que no condena el terrorismo'. 'Nos están saliendo muy caros sus tratos para mostrar a los terroristas como hombres de paz', dijo dando por hecho que existen en estos momentos negociaciones con la banda.

Sus declaraciones indignaron a las filas socialistas. Su vicecoordinador de campaña, Antonio Hernando, compareció en Ferraz para responderle. 'La lucha antiterrorista va muy bien y por lo tanto le pedimos al señor Aznar que no crispe. Y que no entorpezca la unidad de los partidos democráticos, que está consiguiendo acabar con ETA', señaló.

En el PP temen que tras las generales Bildu tenga grupo parlamentario propio en el Congreso en detrimento del PNV. Algunos dirigentes conservadores son plenamente conscientes de que tendrán que abordar la situación pero un sector del PP se opone radicalmente a cualquier tipo de conversación.

Tras las elecciones de mayo, Rajoy prohibió a su partido pactar con la coalición abertzale. El líder del PP acata, aunque no le guste, que el Constitucional diera luz verde a sus dirigentes. Pero él jamás ha puesto en duda las intenciones del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y, alguna vez en privado, ha reconocido que el Gobierno actuó bien en este tema.

Si durante la primera legislatura el PP y el Ejecutivo socialista vivieron permanentemente enfrentados por la política antiterrorista, en la segunda ha sido todo lo contrario y Rajoy en numerosas ocasiones ha admitido que está satisfecho de que Zapatero hubiera 'rectificado' en este sentido.

'Rajoy va a recibir una ruina económica y social como no ha habido otra'

A Aznar le es indiferente. El presidente de honor del PP tenía preparada toda su artillería contra el PSOE. Defendió que Rajoy tiene que ganar con el fin de 'recuperar para España y los españoles la confianza malgastada por años de frivolidad, extremismo e irresponsabilidad'. 'No tenemos que esconder ni nuestras siglas ni nuestro principios. No nos tenemos que disfrazar para pedir el voto', resaltó mientras presumía de sus años de Gobierno.

También aprovechó para recordar cómo se había encontrado él la situación en 1996 'Con el agujero del paro, despilfarro y corrupción' y cómo la había dejado en 2004. Aznar destacó que ahora la herencia va a ser 'peor'. 'Rajoy va a recibir una ruina económica y social como no ha habido otra', sentenció.

Aseguró que Rajoy era la solución. 'Los socialistas nos salen siempre muy caros, nos arruinan el presente y nos hipotecan el futuro. Nos ha salido muy cara su invención de derechos que no son tales y el desprecio a las leyes en vigor', dijo. Sólo se podía estar refiriendo a los matrimonios entre personas del mismo sexo o a la Ley de Dependencia.

'Algunos piensan que para conseguirlo lo mejor es darles la razón'

No fue lo único que Aznar criticó. También reprochó 'su decisión de burlar la Constitución por la puerta de atrás para contentar a sus socios', aludiendo al Estatut de Catalu-nya. Y en el repaso también censuró 'su sesuda tesis de que el dinero público no era de nadie, aunque algunos tampoco tenían muy claro eso, por lo que podía gastarse sin freno en cualquier ocurrencia'.

Y, para terminar, Aznar se la devolvió a José Luis Rodríguez Zapatero después de que este le echara un día en cara ser el máximo responsable de la crisis a cuenta de la burbuja inmobiliaria: 'La burbuja socialista ha estallado y ha dejado al desnudo la vacuidad de sus dirigentes y el vacío de su proyecto. Ha estallado y cinco millones de parados les contemplan'.

Y remató su jugada. 'Ha estallado y los terroristas pueden admirar el espectáculo aposentados en nuestras instituciones', comentó sin tener en cuenta que Bildu ha salido elegida democráticamente en las urnas .