Público
Público

Bruselas advierte a Catalunya de que saldrá de la UE si se independiza

La Generalitat cree que habría margen para la negociación y cita el caso de Escocia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la Unión Europea preocupa mucho una hipotética independencia de Catalunya, y desde la Comisión Europea han advertido de las consecuencias de su secesión.

El vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, se mostró este lunes tajante sobre el futuro de Catalunya en la UE si se independiza de España: 'La parte segregada no es miembro de la UE'. No es la primera vez que Almunia hace una declaración como esta: ya lo hizo el pasado mes de noviembre.

En una conferencia en el Cidob sobre La apuesta por Europa, Almunia señaló su aprecio por Catalunya, e instó al Gobierno central y al catalán a tratar el futuro político 'en una mesa cara a cara y con la cabeza fría' en vez de por carta.

Almunia explicó que otros representantes de la UE le preguntan mucho por este tema 'con cara seria, de búsqueda de vías para que se encauce' lo que ha definido como desencuentro político grande.

El conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, que acudió como oyente al acto, declaró al término del mismo a la prensa que las declaraciones de Almunia son una 'lectura jurídica' estricta, pero hay casos donde se está negociando, como el escocés, y no cree que acabe con Escocia fuera de la UE, lo que interpreta igual para Catalunya. En este sentido, el conseller afirmó: 'No veo a Esocia fuera de la Unión Europea políticamente hablando, igual que no veo a Catalunya fuera de la Unión Europea políticamente hablando'.

Desde Bruselas, un portavoz de la Comisión Europea ha insistido en que Catalunya quedaría fuera de la Unión Europea si se independiza y se convertiría en un 'país tercero', que tendría que pedir su ingreso si quiere formar parte del club comunitario. 'Un Estado independiente se convertiría, por el hecho de su independencia, en un país tercero respecto a la Unión y desde el momento de la independencia no se aplicarían los Tratados en su territorio', ha explicado la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde, que ha confirmado las declaraciones del comisario de competencia, Joaquín Almunia.

'Lo que nuestro vicepresidente Almunia ha dicho se ajusta perfectamente a nuestra línea, que es que si un territorio de un Estado miembro deja de formar parte de ese Estado porque se convierte en un nuevo territorio independiente, los Tratados ya no se le aplican', ha proseguido. Si una Cataluya independiente desea ser miembro de la UE debería pedir su adhesión, cuya aprobación requiere el voto unánime de todos los Estados miembros. 'Cualquier Estado europeo que respete los principios que se establecen en el artículo 2 del Tratado de la UE, puede pedir formar parte de nuestra Unión', ha indicado la portavoz, que ha agregado que estos son los principios del derecho comunitario y 'no prejuzgan ninguna situación hipotética'.

La portavoz ha eludido pronunciarse sobre las declaraciones de los primeros ministros de Letonia y Lituania, país que ocupa la presidencia de turno de la UE, en las que apoyan el derecho a la autodeterminación de Catalunya y se muestran dispuestos a reconocer su independencia.

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha considerado posible que una Cataluña independiente siga formando parte de la UE y está convencido de que eso 'se desarrollará en el marco de la negociación política'. 'Se puede entender que a la primera de cambio haya resistencias', ha asegurado este lunes en rueda de prensa desde la Generalitat, donde ha presentado el manifiesto del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir redactado por el expresidente del Parlamento catalán Joan Rigol.ç

Al preguntársele por la advertencia de Joaquín Almunia (CE) de que la independencia implica salir de la Unión, Homs también ha dicho que 'no hay manuales de instrucciones' que expliquen cómo debe ser un proceso de independencia y detallen los pasos. Por eso, considera fundamental que haya 'democracias democráticamente expresadas que sean lo suficientemente sólidas', y de ahí la importancia de una consulta, además de asegurar que el criterio del Gobierno catalán es que lo que se acabe imponiendo sea una voluntad política y democrática. 'Si planteamos las cosas de este modo, saldremos adelante', y de ahí la importancia de grandes consensos y de involucrar a agentes sociales, como trata de hacer el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir.