Público
Público

La dación en pago tendrá que esperar

 El PSOE descarta más reformas laborales y penalizará la temporalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cónclave del PSOE no era momento para concretar las principales medidas económicas anunciadas por el candidato el pasado julio, según explicó la ponente principal de la Comisión de Economía, Inmaculada Rodríguez-Piñero. Los detalles llegarán más adelante, aclaró, con el programa electoral que se acabará de redactar esta semana antes de su aprobación definitiva por el Comité Federal el próximo sábado. Sin embargo,en la Conferencia sí se desgranaron las premisas que se tendrá nen cuenta en el programa.

Tras numerosos guiños de los socialistas al Movimiento 15-M, Rodríguez-Piñero marcó distancias en una de sus principales reclamaciones, la dación en pago, es decir, la entrega de la vivienda para saldar la deuda hipotecaria. La cabeza de lista del PSOE por Valencia recordó que esta es 'una posibilidad en el régimen existente', si bien el objetivo de los socialistas es que 'los ciudadanos puedan optar por un modelo de riesgo basado en la dación en pago' y el tradicional. En su opinión, son más sus contras que sus pros.

Y es que, según destacó ante los medios, este mecanismo 'tiene problemas'. El hecho de tener como garantía el bien inmueble supondría 'mayor riesgo' y el coste que tiene que asumir la entidad financiera sería mayor. Es decir, al final, este sistema 'resulta más caro', apostilló.

Menos miramientos tendrán los socialistas con las entidades financieras de cara a establecer un nuevo impuesto con el que se pretende crear más empleo. Esta propuesta, anunciada por Alfredo Pérez Rubalcaba cuando fue proclamado oficialmente candidato, se hará sobre los balances, excluyendo determinados conceptos. Este último, según dijo, tiene como fin 'señalizar que no quieren que vuelva a haber un sobreendeudamiento en las entidades financieras'.

Este no será el único gravamen que toquen los socialistas. Durante el debate, y con unanimidad entre los asistentes, el PSOE se reafirmó en presentarse a las elecciones con una propuesta de revisión de la fiscalidad. La ponente principal se refirió al Impuesto de Sociedades y al de Patrimonio, para que paguen mas los que más tienen. 'España necesita una sistema fiscal más justo y más eficiente', subrayó, para argumentar la necesidad de hacer cambios en materia impositiva.

Con la vista puesta en Europa, Rodríguez-Piñero también recordó que los socialistas van a insistir en la necesidad de aprobar un impuesto a las transacciones financieras internacionales. Medida en la que se han empezado a dar los primeros pasos en la Comisión Europea. También en el marco de la reforma del sistema financiero, el dictamen de la Comisión de Economía abogó por la creación del Tesoro Europeo y los eurobonos y establecer 'sanciones para los gestores que actúen con malas praxis bancarias'.

En el terreno laboral, con la creación de empleo como urgencia nacional, el titular de Trabajo, Valeriano Gómez esbozó las líneas del futuro programa electoral y las prioridades. En este sentido, el ministro, número tres de la lista por Madrid, reiteró en varias ocasiones la importancia de 'desplegar' las reformas realizadas en la última legislatura antes que hacer nuevas. De hecho, aseguró que el PSOE no se plantea 'hacer nuevas reformas en los próximos años'.

Sí tienen en mente los socialistas, sin embargo, desarrollar una política de estímulo a la contratación indefinida, castigando a las empresas que más uso hagan del contrato temporal. 'Esa penalización se produciría exclusivamente en la cotización al desempleo', apuntó Gómez.

Durante el debate también se hizo hincapié en las medidas para la creación de empleo entre los jóvenes con y sin formación. Un terreno en el que Rubalcaba ha focalizado buena parte de su discurso de precampaña. Gómez señaló también como necesaria una nueva Ley de Fomento Empresarial, que suprima cargas burocráticas y permita cumplir en 24 horas todos los trámites a las empresas con hasta 30.000 euros de capital inicial.