Público
Público

Descontrol de Correos con los paquetes del extranjero

Una contrata privada cobra al usuario 20 euros por un trámite que antes era gratuito

Publicidad
Media: 3
Votos: 5
Comentarios:

La subcontratación por parte de Correos del servicio de gestión de los paquetes que llegan a diario del extranjero, y sujetos al pago de aranceles, está ocasionando graves problemas a miles de usuarios que realizan pequeñas compras, principalmente por internet. Además, SpeedTranas, la empresa subcontratada por Correos, cobra al usuario unos 20 euros por realizar unas gestiones que antes eran completamente gratuitas y tan fáciles como mandar un fax. La empresa está causando pérdidas y retrasos.

'¿Por qué una empresa privada cobra ahora 20 euros por realizar una gestión que antes se podía realizar de forma sencilla y gratuita?', '¿por qué me impiden realizar la gestión?'. Son algunas de las preguntas que se realizan muchos de los afectados, especialmente aquellos familiarizados con este tipo de compras y sus gestiones posteriores (pago de aranceles para su levantamiento aduanero) que ahora se puede realizar, exclusivamente, de tres formas: ir al aeropuerto de Barajas y realizarlo personalmente, hacerlo a través de SpeedTrans o contratar otro agente de aduanas diferente.

Antonio Alpresa es uno de los afectados. Vive en Jerez de la Frontera (Cádiz) y en diciembre compró en una web de Estados Unidos un faro para una moto. El paquete llegó el 2 de enero y fue retenido en la aduana del aeropuerto de Barajas, en Madrid. Tras algunos problemas para conseguir el aviso de Correos, consiguió hacerse con un duplicado y poder pagar así los aranceles correspondiente a su producto, tal y como establece la ley. Lo hizo a través del agente aduanero que en exclusiva ofrece Correos, SpeedTrans. 'Era la única opción para no tener que desplazarme personalmente a Barajas', explica. Por último, le han perdido el envío. En un email SpeedTrans le dice: 'Si su caja tiene alguna característica específica que pueda agilizar su localización haga el favor de comunicárnoslo'.

Fuentes oficiales de Correos aseguraron a Público que la entrada en vigor de una Orden Ministerial el 1 de marzo, que centralizó todas las cabeceras aduaneras de la Península Ibérica en Madrid, es el motivo de esta nueva forma de funcionamiento que prácticamente obliga al cliente a contratar a SpeedTrans si no quiere personarse en Barajas.

Pero desde la Agencia Tributaria desmienten a Correos y aseguran que sigue existiendo una fórmula para realizar los pagos desde cualquiera desde sus oficinas en cualquier ciudad. 'Es más complicado que antes, pero se puede realizar', según un portavoz del Ministerio de Hacienda. No obstante, SpeedTrans ya gestionó estos envíos, al menos, desde octubre de 2009, varios meses antes de la centralización de las cabeceras aduaneras. 'Es que ya sabíamos que se iban a centralizar', es el argumento que Correos esgrime y mantiene 'que se hizo pensando en que era lo mejor para el cliente'.

Pero la realidad está demostrando además un funcionamiento deficitario de esta empresa que está generando retrasos y pérdidas en los envíos. Otro usuario afectado es Javier Gallego, que compró el 20 de noviembre en Estados Unidos un ebook. Una semana después pagó los impuestos pero todavía no tiene su pedido. SpeedTrans le ha informado de que este se encuentra 'desubicado entre los más de 14.000 que tienen apilados', asegura el afectado.

En el mes de diciembre, según Correos, esta empresa gestionó unos 7.700 envíos. Es decir, los procedentes de cualquier país que no sea miembro de la Comunidad Económica Europea y cuyo valor supere los 22 euros. Hasta octubre sólo se retenían aquellos envíos con valor superior a 40 euros. Correos reconoció a Público que 'la calidad de SpeedTrans no es la esperada' y que ya trabajan para solucionar los problemas derivados de esta subcontratación. Correos modificó en 2008 el contrato a esta empresa para que pudiera realizar la labor actual, tras ganar en 2003 un concurso público para ser agente aduanero.

Los afectados por SpeedTrans han encontrado en internet el lugar de encuentro para intercambiar experiencias, enfados y dudas. La web www.speedtrans.es, lejos de ser la web oficial de este agente de aduanas, es un foro de afectados. También un grupo de Facebook contra esta empresa cuenta ya con más de 700 seguidores. En los últimos meses, las quejas sobre paquetes que han sido perdidos por esta empresa, rebautizada como 'Slowtrans' (transporte lento en su traducción al castellano), también se ha multiplicado.