Público
Público

Feijóo: "Hoy Galicia paga, y Catalunya pide"

El presidente gallego ha defendido la solvencia su comunidad autónoma y ha considerado que el saneamiento de las cuentas es "la mayor garantía de autogobierno de una administración".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha querido dejar claro este miércoles que Galicia 'no va a ser rescatada' y, por tanto, ha querido marcar distancias con Catalunya, que ayer solicitó al Estado una ayuda de más de 5.000 millones de euros: 'Hoy Galicia paga y Catalunya pide', ha asegurado el presidente gallego.

Tras una visita al ayuntamiento coruñés de Ribeira, en declaraciones a los medios el titular del Ejecutivo autonómico ha defendido la solvencia de Galicia y, de hecho, durante su discurso previo, ha erigido al saneamiento de las cuentas en 'la mayor garantía de autogobierno de una administración'. Lo contrario, ha asegurado, lleva a una administración a estar 'tutelada' o, al menos, presenta 'muchas dificultades' para ejercer la autonomía o el autogobierno.

'No es lo mismo pedir dinero que abonar los pagos pendientes y las facturas corrientes como hace Galicia', ha resaltado el líder de los populares gallegos ante los periodistas. Así, y aunque ha mostrado su respeto por la situación de Catalunya, el jefe del Gobierno gallego ha dicho que 'de la misma forma que Galicia no es un problema para el Estado de las Autonomías, sí hay otras comunidades que ponen en discusión ese Estado'.

Núñez Feijóo ha exhibido su convencimiento al respecto de que la Comunidad catalana 'tendrá la ayuda que necesita para mantener sus servicios públicos esenciales', pero ha incidido en que la gallega 'va a seguir siendo la comunidad más solvente de España'. Y eso, ha apostillado, 'es bueno para los gallegos, para la actividad económica de la comunidad y también es muy clarificador'.

En este sentido, ha abundado en el argumento de que 'hay comunidades que necesitan dinero del Estado', frente a lo que 'Galicia ni pidió un euro en los primeros 35.000 millones que puso a disposición el Ministerio de Economía ni ahora necesita dinero para seguir trabajando y seguir cumpliendo la mejora de sus servicios públicos esenciales'.

Cuestionado por las críticas de la oposición en la comunidad, que habla de que la deuda pública gallega se triplicó desde el inicio de su mandato, Feijóo se ha limitado a responder que 'la deuda pública cuando empezó esta legislatura estaba por encima de la media de la deuda pública de España y ahora está por debajo de la media de la deuda pública de España'.

El presidente gallego también ha negado, a preguntas de los periodistas, que adelantase las elecciones al 21 de octubre por la posibilidad de que España pida el rescate a Europa. 'No creo que se pueda pensar que si uno agota su mandato cuatro años menos 120 días pueda estar pensando en circunstancias ajenas que no corresponden a Galicia', ha aseverado.

A este respecto, ha reconocido que se vio condicionado por la convocatoria de los comicios en Euskadi y por la necesidad de mandar un mensaje de 'rigor' a la sociedad. Pero ha concluido su razonamiento señalado que no cree 'que el lehendakari vasco pusiera las elecciones el 21 de octubre pensando o no en la evolución de la economía española'.