Público
Público

El fuego en Ibiza lo ocasionó una negligencia en una cueva cercana

El incendio, que se declaró el domingo, es el de mayor alcance declarado en los últimos años en la isla.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens, ha revelado que el incendio originado este domingo en la cala ibicenca de Benirràs fue provocado por una negligencia en una cueva cercana a la zona en la que se encontraban los coches estacionados y, por tanto, no fue la explosión de uno de estos vehículos lo que causó las llamas, tal como se pensó en un principio.

Una negligencia propició el incendio y no la explosión de un coche como se pensó al prinicipio

Así, alrededor de la citada cala, ubicada en la localidad ibicenca de Sant Joan de Labritja, hay varias cuevas en las que reside una comunidad hippy y fue en una de ellas en las que se produjo la citada negligencia que provocó el incendio, que ha calcinado ya 400 hectáreas de zona natural en Ibiza, y que aún no ha sido controlado, pese a participar en las tareas de extinción 300 efectivos terrestres y 14 medios aéreos.

Por primera vez en Baleares, en el incendio de Benirràs se ha declarado un nivel 2 al afectar el fuego a núcleos habitados y a una importante concentración de personas en el momento en el que se declaró el fuego.

Así, el director general de Biodiversidad, Vicens Vidal, ha explicado que cuando se decreta este nivel, la prioridad pasa a ser la seguridad de las personas por delante de la propia extinción del incendio.

El incendio que desde el pasado domingo afecta al área boscosa de la zona de Benirràs, (Ibiza) ha quemado ya unas 400 hectáreas, según una estimación provisional del Govern balear, que ha pedido más medios de extinción al Ministerio de Medio Ambiente.

El fuego, el de mayor alcance de los últimos años en Baleares, se ha reavivado durante la noche y se ha extendido en dirección norte hacia la zona de Punta Xarraca.

Fuentes del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) han indicado que a mediodía se sumarán a los trabajos de extinción dos helicópteros y dieciocho especialistas de la Brigada de Incendios Forestales del Ministerio de Medio Ambiente, con lo que serán dieciocho los medios aéreos que participan en el operativo.

El dispositivo de extinción del incendio, en cuya coordinación participa directamente el presidente del Govern balear, Francesc Antich, desplazado desde el domingo a Ibiza, lo conforman todas las unidades de los Bomberos de Ibiza, más de un centenar de miembros del Ibanat y el Ministerio de Medio Ambiente, soldados de la Unidad Militar de Emergencias desplazados desde Ibiza, personal sanitario, policías locales y guardias civiles.

El fuego comenzó cerca de Cala Binirrás, especialmente concurrida los domingos a la puesta del sol, lo que obligó a desalojar de la playa por tierra y por mar a unas 1.500 personas y destruyó veinticuatro vehículos aparcados en las inmediaciones.

Además, las llamas han obligado a evacuar a un centenar de personas de una treintena de casas y de un hostal situados en la zona del incendio, quienes han sido realojados bajo la tutela del Consell de Ibiza y el Ayuntamiento de Sant Joan.