Público
Público

El Gobierno confirma la liberación de los dos cooperantes españoles

Llegarán a Barcelona en torno a la una de la madrugada. Albert Vilalta declara desde la capital de Burkina Faso: "estamos felices, es una gran día para nosotros"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Albert Vilalta y Roque Pascual están cada vez más cerca de casa. El Gobierno confirmó por la tarde la liberación de los cooperantes catalanes secuestrados en Mauritania hace 267 días por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Los retenidos llegarán esta noche al aeropuerto del Prat, en Barcelona, alrededor de las dos de la madrugada.

Vilalta ha realizado las primeras declaraciones de los ex secuestrados tras sus casi nueve meses de cautiverio. Desde la capital de Burkina Faso mostró su satisfacción por el final del secuestro. 'Estamos felices, es un gran día para nosotros', declaró ante los periodistas después de aterrizar en Uagadugú.

Los dos cooperantes, que aparentemente se encuentran en buen estado de salud, sonreían al ser recibidos por autoridades españolas, según informó un testigo de la agencia Reuters. Albert y Roque se reunieron con sus mujeres y ahora se encuentran a bordo del avión Falcon de la Fuerza Aérea Española trasladado hasta la capital de Burkina Faso que les trae de vuelta a casa, acompañados de sus esposas, de la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez, y de un equipo compuesto por un médico y un psicólogo.

Los cooperantes, que han volado hasta la capital de Burkina Faso en un helicóptero desde Malí, están acompañados por personal diplomático y agentes del Centro Nacional de Inteligencia, según fuentes del Gobierno, y fueron recibidos por el presidente de Burkina Faso en el Palacio Presidencial de Uagadugú en un breve encuentro.

Moncloa confirmó la liberación en el momento en que Pascual y Vilalta llegaban junto a los enviados del Ejecutivo español, que les esperaban en territorio de Burkina Faso. Sólo entonces había garantías de que estaban en un lugar 'seguro', han confirmado fuentes gubernamentales.

'La operación ha terminado con éxito, los dos cooperantes españoles se encuentran a salvo'

El mediador de las negociaciones entre los terroristas y el Gobierno español, Mustafá Imam Shafi, presente en el vuelo que ha trasladado a los cooperantes hasta Uagadugú, confirmó la llegada del helicóptero tras una pequeña escala en el aeropuerto burkinés de Gorom-Gorom para repostar.

'La operación ha terminado con éxito, los dos cooperantes españoles se encuentran a salvo y en buen estado de salud y viajarán a España en las próximas horas', señaló Shafi, el también asesor del presidente de Burkina Faso y a quien se atribuye la liberación de la cooperante Alicia Gámez (secuestrada junto a Pascual y Vilalta) el pasado 10 de marzo.

'Es un día de alegría para todos los españoles', señaló el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa para hacer oficial la liberación de Pascual y Vilalta. Durante su intervención agradeció a lo gobiernos de la zona, a los servicios de inteligencia y a la vicepresidenta primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, su trabajo de coordinación.

Zapatero celebra el fin de 'una acción terrorista que nunca se debió producir'

'Han sido nueve meses de sufrimiento para ellos y sus familias', reconoció Zapatero, quien agradeció además 'de corazón' a los familiares  'la confianza en que el Gobierno llevaría a buen puerto esta compleja operación'.

 'Podemos estar contentos y estaremos aún mucho más cuando lleguen a Barcelona', concluyó a la hora de valorar 'el punto final a una acción terrorista que nunca se debió producir'.

Antes de alcanzar la frontera de Burkina Faso, los dos cooperantes hicieron un trayecto de unas 20 horas desde algún lugar del norte de Mali a la frontera con Burkina Faso escoltados por un grupo de 'hombres de confianza' de AQMI y acompañados por Shafi.

La posibilidad de que surgiera algún contratiempo en ese desplazamiento, desde que fueran asaltados por contrabandistas a que volvieran a ser secuestrados, empujó al Gobierno a ser extremadamente cauteloso con la información que daba.

Albert y Roque han viajado desde algún punto del norte de Malí a Burkina Faso

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha expresado su alegría por la liberación, un hecho que 'debe hacernos recordar que el terrorismo es una amenaza que nos afecta a todos, y que requiere de una cooperación internacional reforzada y de unas políticas comprometidas de lucha contra los enemigos de la libertad'.

El PSOE ha felicitado al Gobierno después meses de 'duro y constante' trabajo para lograr este 'exitoso y feliz desenlace'. Para los socialistas, esta liberación, sumada a la de Alicia Gámez constituye una 'gran noticia' para todos aquellos que se dedican a la cooperación al desarrollo y para todo el pueblo español.

También se han congratulado los grupos parlamentarios en el Congreso y el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, ha valorado la 'discreción' con la que el Gobierno ha gestionado esta crisis. El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha celebrado, por su parte el fin de la 'pesadilla' vivida por los dos cooperantes catalanes.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu llamará a declarar a los tres cooperantes españoles de la organización no gubernamental Barcelona Acció Solidària secuestrados en Mauritania cuando Albert Vilalta y Roque Pascual, liberados este domingo, regresen a sus respectivas casas.

Así lo han indicado este lunes fuentes jurídicas, que han señalado que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, que abrió diligencias sobre el secuestro el pasado 1 de diciembre de 2009, ofrecerá la posibilidad de personarse en las actuaciones tanto a Vilalta y Pascual como a Alicia Gámez, que fue puesta en libertad por sus captores el pasado 10 de marzo.

El magistrado también solicitará a las Fuerzas de Seguridad que le remitan un informe en el que le detallen las circunstancias en que se produjo el secuestro y si tiene algún dato que acredite que los captores han percibido algún rescate a cambio de la liberación.

En diciembre pasado, el instructor incorporó a la causa un comunicado de reivindiación difundido el día 8 de ese mes por la organización terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y por un supuesto portavoz que se identificó como Saleh Abu Mohammad.