Público
Público

Interior concluye que Sortu es parte de la estrategia de ETA

La Fiscalía y la Abogacía del Estado reciben los informes de las Fuerzas de Seguridad. La Guardia Civil dice que el plan de la banda arranca con el fracaso del último proceso de paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El nuevo partido Sortu es parte de la estrategia de ETA, concretamente del 'proceso democrático' que la banda comenzó a diseñar a raíz del fracaso del último proceso de paz. Esta es la conclusión coincidente en los informes que la Guardia Civil y la Policía han elaborado y que el Ministerio del Interior remitió ayer a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado. La primera dispone ahora de veinte días para presentar contra Sortu un incidente de ejecución de la sentencia de ilegalización de Batasuna ante la Sala 61 del Tribunal Supremo. La Abogacía del Estado, por su parte, tiene de plazo hasta el 4 de marzo .

Tras el último proceso de paz, ETA organizó una asamblea virtual y sus conclusiones fueron plasmadas en el documento Proceso democrático (Euskal Herria hacia su independencia), fechado en agosto de 2009. 'Las elecciones tienen que ser también el medio para reforzar el independentismo y para disolver el autonomismo-regionalismo', se afirma en su página 33.

En este documento, ETA marca las alianzas políticas que la izquierda abertzale debe abordar, también en clave electoral, y se menciona en varias ocasiones a Eusko Alkartasuna ('Hostoa'). A raíz de su distribución, la dirección de la banda redactó la ponencia Mugarri mientras que Batasuna hizo lo propio con Clarificando la fase política y la estrategia. Ambas discrepaban en cuándo ETA debía cesar en sus atentados, pero, según la Guardia Civil, esta diferencia no impide que ambos documentos respondan a las directrices marcadas por ETA en su Proceso democrático.

'De todo lo anterior se infiere que Sortu es un instrumento creado por Batasuna al servicio del Proceso Democrático definido y establecido por ETA/Ekin, asumido y modificado en una nueva estrategia por parte de Batasuna', concluye el Servicio de Información de la Guardia Civil. Además, advierte de que Sortu permitiría a Batasuna presentarse a las municipales 'con marca propia' y a las forales con esa misma formación o 'sobre la base de los acuerdos suscritos con EA y Alternatiba'.

En el informe de la Policía, la creación de Sortu es recogida como un mandato que ETA encomendó a los dirigentes de Batasuna, que ejercen un 'control directo' sobre la nueva formación. Sortu es, añade la Policía, una iniciativa vinculada a la estrategia de ETA en el 'Proceso Democrático' para 'reestructurar' su frente político. Los policías, por su parte, basan sus afirmaciones en el documento Hacia una estrategia independentista de un pueblo organizado, incautado a Ekaitz Sirvent, considerado el último ideólogo de la banda, en abril de 2009.

La Guardia Civil adjunta además las declaraciones de dos miembros de Ekin, que actuaban presuntamente como comisarios políticos de la banda en el entramado de la izquierda abertzale. 'Batasuna tiene intención de obtener su legalización y poder presentarse a las elecciones municipales de 2011', afirmó Goitz Garmendia en septiembre de 2010. A esta declaración, los agentes suman una más reciente, la de Gorka Zabala, quien dijo el pasado enero en sede judicial que la estrategia de Batasuna consiste en 'crear un partido político legal que responda a la nueva línea política y que en ese sentido se presente a dicha elecciones de 2011'.

Ambos Cuerpos detallan la presencia de miembros de Batasuna en la presentación de Sortu, incidiendo en el fraude de ley que supone que la nueva formación sea impulsada por personas procesadas por integración en ETA. Sobre los promotores de Sortu, la Guardia Civil recoge que tres de ellos avalaron con su firma la constitución de Auzkera Guztiak, plataforma anulada en 2005 y que su portavoz fue candidato de Herri Batasuna en 1979.