Público
Público

Los líderes regionales buscan reformar el sistema

Han pasado dos meses desde que los indignados comenzaran a pedir cambios en el sistema electoral y algunos políticos no han tardado en recoger el guante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

COMUNIDAD DE MADRID

Aguirre quiere diez circunscripciones

El objetivo de la presidenta Aguirre (PP) es dividir la Comunidad en 'alrededor de diez' circunscripciones, apuntan en su equipo, y 'desbloquear' las listas electorales para que los votantes puedan 'expresar sus preferencias' dentro de las listas presentadas por las formaciones políticas. Además, propone la desaparición de la figura del Grupo Mixto.

Cambiar el reparto por provincias

Según Cospedal (PP), el sistema electoral reformado por las Cortes la pasada legislatura a propuesta del PSOE y sin el apoyo del PP, puede que sea constitucional, 'pero no es justo', pues puede derivar en que un partido pierda las elecciones y, sin embargo, gobierne. Por ello, propondrá reformar la Ley Electoral con el objetivo de que 'un voto de un ciudadano de una provincia no valga más que 25.000 votos de 25.000 ciudadanos de otra provincia'.

La prioridad es desbloquear las listas

En un intento de dar una 'más amplia respuesta al derecho de participación en los asuntos públicos', el presidente Juan Vicente Herrera (PP) anunció su voluntad de 'analizar qué reformas legales y materiales serían precisas para lograr lo que técnicamente se denomina ‘desbloqueo' de las listas electorales autonómicas'.

Única comunidad sin ley electoral propia

Catalunya es la única comunidad que no tiene una Ley Electoral propia. Desde que recuperó el autogobierno en 1980, la elaboración de una norma se ha convertido en la ansiada piedra filosofal de la Cámara catalana. Artur Mas proclamó en su discurso de investidura que en esta legislatura abordaría la cuestión y las reuniones con los socialistas ya han comenzado. El PSC quiere aproximarse a la fórmula de ‘una persona, un voto', mientras que CiU -con una posición similar a la de ERC- pretende seguir primando las zonas menos pobladas en defensa del equilibrio territorial. Fuentes parlamentarias de hasta cuatro grupos distintos se muestran muy pesimistas sobre un posible acuerdo.

Circunscripciones uninominales

Francisco Camps (PP) recuperó en el debate de investidura una propuesta que ya hizo en el debate de política general en septiembre de 2010. Abrió la sesión con un discurso en el que anunció para esta legislatura una reforma del sistema electoral en la comunidad, para que los diputados se elijan directamente 'por circunscripciones uninominales, partiendo del número de representantes de cada provincia'. En el entorno del president aseguran que este debate se retomará 'próximamente'.

Bajar la barrera electoral al 3%

El nuevo presidente extremeño, José Antonio Monago (PP), aseguró en su discurso de investidura que iba a proponer a la Asamblea el impulso a una modificación de la Ley Electoral de la comunidad para 'garantizar la pluralidad política'. Con ese objetivo, se bajará del 5 al 3% la barrera de votos necesarios para entrar en el reparto de escaños. 'Lo normal es que IU haga esta propuesta y nosotros la apoyemos', aseguran en el equipo del presidente.

Valcárcel quiere abrir el debate

En el segundo pleno de la legislatura, el presidente, Ramón Luis Valcárcel (PP), apeló a los grupos de la Asamblea a abrir un debate para la 'deseable reforma' de la Ley Electoral de la comunidad. Fuentes cercanas al presidente aseguran que será la Asamblea la que 'marque la hoja de ruta'.

Una actualización aún no concretada

El presidente canario, Paulino Rivero (CC), aseguró en el segundo pleno de la legislatura que abordará la 'actualización' del sistema electoral canario. Rivero se refirió a la necesidad de afrontar este asunto desde la reforma del Estatuto, con 'responsabilidad' y 'sentido común'.

Que gobierne la lista más votada

Alberto Núñez Feijóo (PP) ha declarado su intención de proponer que gobierne la lista más votada. Además, ha sugerido reducir a una semana la campaña electoral e introducir una segunda vuelta si en la primera votación ningún partido logra la 'mayoría suficiente' para gobernar.