Público
Público

Mariam Blasco: Del tatami al Congreso

Medalla de oro en yudo en barcelona 1992Número cinco de la lista de los conservadores al Congreso por Alicante. De los tres deportistas de élite fichados por Rajoy para el 20-N, es la única que opta a un escaño en la C&aac

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A su jefe de filas, Mariano Rajoy, le gusta el deporte. Mucho. No hay tema en el que se mueva con mayor soltura y pasión. Quizá haya sido esta sensibilidad la que ha hecho que integre en sus listas a tres deportistas de élite con sonados triunfos a sus espaldas. De todos ellos, la yudoca Miriam Blasco es la única a la que le espera un escaño en el Congreso; el resto irá al Senado. Aunque nació en Valladolid en 1963, ocupa el puesto número cinco de la lista por Alicante, la que encabeza Federico Trillo, uno de los hombres fuertes del PP.

Que Blasco vaya en la candidatura al Congreso es un grado más en el color de su cinturón político. Y es que, en el Senado, una Cámara más discreta y con menos proyección, ya se la conoce desde el año 2000, cuando decidió probar suerte en la política de la mano de Eduardo Zaplana, según cuentan en el partido. No en vano, Alicante, su circunscripción electoral, es el reducto del denominado zaplanismo.

A la espera de completar su currículum político con las responsabilidades que Rajoy le pudiera encomendar, Blasco tiene a sus espaldas una trayectoria deportiva brillante en la que el año 1992 está grabado con letras de oro. El de su medalla en los Juegos Olímpicos de Barcelona.

En esta cita, la yudoca fue una de las protagonistas del boom de medallas del deporte español. Pero no sólo eso. Su triunfo tiene un plus. Jamás olvidará el 31 de julio, cuando, tras un duro combate con la británica Kim Fairbrother, se convirtió en la primera mujerespañola en llevarse a casa un oro olímpico.

Su relación con la política comenzó cuando tenía 36 años; con el yudo, al cumplir los 8. Fue su padre, profesor de Educación Física, el que la introdujo en esta disciplina deportiva que le dio su primer triunfo en los europeos de 1988 que se celebraron en Pamplona. Allí, logró una medalla de plata.

Tras dejar la competición, fue seleccionadora valenciana y autonómica de yudo, entre los años 1993 y 2000. Y durante un tiempo compatibilizó su escaño en el Senado con tareas como entrenadora.

El grueso de su trabajo en la Cámara Alta ha estado relacionado con los temas de deporte, mujer y juventud. Los que la rodean dan por hecho que el Grupo Parlamentario contará con ella para tareas similares.

Si se repasan las imágenes de su triunfo en 1992, uno de los hombres que aplaude junto a los reyes es el candidato socialista, por entonces ministro de Educación. Recientemente, en un chat digital, la candidata exhibió su deseo para el 20-N: que Rajoy gane al socialista por ippon. Como en yudo.