Público
Público

Las minorías llevan los debates ante la Junta Electoral Central

Izquierda Unida recurre el duelo a dos y BNG, CC y UPyD cuestionan la oferta de TVE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Entre los partidos minoritarios, ni ha gustado el cara a cara entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy previsto para el 7 de noviembre, ni ha gustado la oferta de debate a cinco propuesta por la dirección de TVE. La indignación tendrá una traducción inmediata: los recursos ante la Junta Electoral Central (JEC), el órgano superior que vela por la transparencia de todo el proceso electoral.

Ayer martes ya se anunciaron varias impugnaciones: las de Izquierda Unida y BNG son seguras, mientras que UPyD y Coalición Canaria (CC) están estudiando su presentación.

IU tendrá previsiblemente hoy listo su escrito, confirmó ayer a Público el director de la campaña de Cayo Lara, Ramón Luque. La federación hace valer las instrucciones de la JEC, la sentencia del Tribunal Supremo de 2009 que consagraba que los cara a cara deben tener igual tratamiento en RTVE que los debates multilaterales, y la nueva Ley Electoral, en vigor desde enero de 2011. Esta recoge, en el artículo 66.2, que “las televisiones privadas deberán respetar también los principios de proporcionalidad y neutralidad informativa en los debates y entrevistas electorales”. “Queremos centrar la cuestión en que no puede haber un duelo de PSOE y PP, no podemos aceptar esa lógica antidemocrática. No se trata de hablar de la pedrea que nos ofrece RTVE. No hay compensación posible con un debate a dos”, decía Luque.

Gaspar Llamazares, el candidato asturiano de IU, se expresó con igual rotundidad: la cita de Rubalcaba y Rajoy es un “fraude” por ser un “debate falso y bipartidista”. Y pidió a los ciudadanos que el 7-N “apaguen la televisión y salgan a la calle a dialogar”.

Llamazares pide a los ciudadanos que apaguen el televisor el 7 de noviembre

IU mira también a Antena 3 y La Sexta, las dos cadenas privadas que confirmaron el lunes su intención de emitir el cara a cara organizado por la Academia de Televisión. “No tenemos decidido si habrá compensación a los minoritarios, estamos analizándolo”, indicaba a este diario una portavoz de La Sexta. En Antena 3 argumentaban que la nueva Ley Electoral es “inasumible, inaplicable, un puro brindis al sol”, como se vio en las pasadas autonómicas y municipales de mayo: ni se modificó la cobertura de las privadas, “ni tampoco hubo sanciones de la JEC”. Desde la cadena de San Sebastián de los Reyes añadieron que la obligación de compensar a las minorías no es tal, puesto que los operadores 'se limitan a pinchar la señal ofrecida por la Academia de Televisión, no organizan el debate'. Este periódico no logró recabar la versión de la patronal de las TV privadas, UTECA, siempre radicalmente contraria a la nueva Ley Electoral.

Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), recordó que la ley, en lo que concierne al tratamiento informativo en el periodo electoral, es un 'puro disparate', ante el que las privadas pueden contestar de tres formas: incumpliendo el artículo 66. 2 'y a ver qué pasa', 'llevarla hasta el extremo para visualizar el ridículo' y 'forzar a la JEC a que dé indicaciones precisas' de cómo cumplir la norma o, directamente, 'no dar información electoral, que tampoco sería grave'. Urbaneja, en cambio, entiende que tan 'responsable' de la difusión es quien produce la señal (la Academia) como quien la emite (las cadenas). 

Por el BNG, su candidato por A Coruña, Francisco Jorquera, adelantó que pedirán a la Junta que tumbe el formato planteado por RTVE. La corporación ofreció un debate con PSOE, PP, CiU, PNV y el grupo de ERC-IU-ICV. Es decir, sin contar con el Mixto, que en esta IX Legislatura integraban BNG, CC, UPyD, UPN y Nafarroa Bai. Jorquera tachó de “irrespetuoso” el plan, al violar el “pluralismo”. El BNG no se opone a los cara a cara, siempre que se asegure la presencia en los debates de “todos los partidos” con silla en el Congreso. El diputado denunció el criterio “arbitrario” de la televisión pública, ya que excluye a partidos del Mixto con más escaños en la Cámara que IU o ICV. CC también esgrimió esa razón, informa Europa Press. Nacionalistas gallegos y canarios disponían en la última legislatura de dos parlamentarios en la Cámara baja, e IU e ICV, uno cada una. 

Rosa Díez juzgó “escandalosa” la propuesta de TVE, pues, si hay careo multilateral, tienen que estar todas las formaciones “y sobre todo UPyD”, porque es el “único partido” que concurre a las elecciones “con las mismas siglas y el mismo programa”, informa Efe.

Rubalcaba admite que sólo hay un careo porque la 'alternativa era probablemente cero'

Fuentes de TVE aclararon que han hecho la oferta a 'los cinco partidos con grupo parlamentario propio: PSOE, PP, CiU, PNV y el grupo integrado por IU, ERC e ICV'. Y en este último caso, son sus miembros 'los que tendrán que ponerse de acuerdo y decidir quién será su representante en ese debate' programado para el 9 de noviembre. Al Mixto, agregaron esas fuentes, la cadena pública le promete 'una presencia importante' en los informativos de la casa, tanto en Los desayunos de TVE como en los Telediarios como en La noche en 24 Horas. En Catalunya (y en desconexión), además, se ha planteado a 'los partidos con representación en el Parlament' un debate en 59 segons –la versión catalana de 59 segundos– el próximo 28 de octubre, aún en precampaña. 

Mientras, PSOE y PP se cruzaron declaraciones. Rubalcaba apuntó que él deseaba celebrar “cuantos más debates mejor” con Rajoy, así que, si los dos grandes han pactado un solo careo y no dos, como en 1993 y 2008, “es porque la alternativa probablemente era cero”. Por la tarde le replicó el vicesecretario de Comunicación del PP. “En su mano ha tenido proponer los que ha querido y no lo ha propuesto porque a lo mejor realmente tampoco quería”, dijo Esteban González Pons.

El portavoz de los conservadores explicó que la solución hallada, una cita televisada organizada por la Academia de Televisión, 'conviene a todos', ya que si la hubiera acogido TVE, como quería el PSOE, la habría emitido en exclusiva, y si se hubiera elegido a las privadas para el encuentro, como ansiaba el PP, 'lo habrían dado sólo las privadas'. Así, 'con esta propuesta intermedia', el duelo 'lo podrán dar todas las cadenas que tengan interés en difundirlo', y que hasta ahora son, además de La Sexta y Antena 3, Telemadrid, Canal Sur y la autonómica privada de Castilla y León.