Publicado: 24.10.2015 18:06 |Actualizado: 24.10.2015 21:07

La Plataforma Global Contra las Guerras se manifiesta contra las maniobras de la OTAN en España

Juan Miguel Fernández, miembro activista, afirma que las maniobras provocan un "incremento del gasto militar en detrimento de otros gastos sociales".

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 10
Comentarios:
Imagen de la manifestación de este sábado contra la OTAN. @FacuDiaz

Imagen de la manifestación de este sábado contra la OTAN. @FacuDiaz

La Plataforma Global Contra las Guerras se ha manifestado este sábado en Madrid para rechazar la realización de las mayores maniobras de la OTAN de todos los tiempos, desde aguas de Gibraltar hasta las costas de Almería, entre los meses de octubre y noviembre. La movilización arrancó en la madrileña Plaza de Callao a las 19:30 horas para, desde ahí, avanzar hasta el Ministerio de Exteriores

Según la Plataforma estas maniobras, "en un momento en que se multiplican situaciones de tensión en el Mediterráneo y Cercano Oriente, son una amenaza de una escalada belicista, una demostración de fuerza que sólo puede conducir a aumentar el sufrimiento y la angustia de los pueblos que sufren la guerra".



En palabras de Juan Miguel Fernández, miembro de la Plataforma, estas maniobras fomentan "la militarización en España", y consecuentemente aumenta el "gasto militar en detrimento de otros gastos sociales". Fernández ha remarcado que son maniobras que "seguramente la mayoría de la población no quiere".

La Plataforma rechaza la "fuerza amenazante" de la OTAN en territorio español y la participación de militares españoles; la cesión de las bases de Morón y Rota al Ejército de los EEUU; el incremento de gastos militares y la pertenencia de España en la OTAN. Así, unas horas antes de la protestas, llamaba a "los partidos, sindicatos, asociaciones de estudiantes, asociaciones de vecinos y a la ciudadanía a manifestar su rechazo en una concentración pública".

El pasado miércoles 21 de octubre arrancó la fase real del mayor ejercicio de la OTAN desde 2002 que acogerán España, Italia y Portugal con el despliegue de 36.000 militares de más de 30 países, 20.000 de ellos en España, y que pretende ser una demostración de su capacidad de defensa colectiva y para proteger el flanco sur de la Alianza Atlántica.