Público
Público

Profesores, padres y sindicatos esperan que las movilizaciones del jueves sean masivas

La plataforma en defensa de la escuela pública considera que la LOMCE contribuye al fracaso escolar. El sindicato de estudiantes convoca 72 horas de huelga para febrero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La plataforma estatal en defensa de la escuela pública ha expresado hoy las razones que le han llevado a convocar las movilizaciones estatales del próximo jueves contra la LOMCE y contra los recortes del Gobierno en materia de educación.

Según la plataforma, el segundo anteproyecto presentado por el Ministerio de Educación es 'retrógrado, clasista y segregador'. Una ley que contribuirá al 'fracaso y abandono escolar temprano', ha asegurado Jesús María Sánchez, presidente de CEAPA.

Según Sánchez, la vuelta a las reválidas que quieren instaurarse en todas las etapas educativas van a ser 'costosas' en un momento en el que se está recortando en otros muchos programas. Lo califica de 'malgasto' de fondos públicos y critica que 'ponga en duda la labor docente del profesorado', ya que estas pruebas serán realizadas por personal externo.

La eliminación de la asignatura de educación para la ciudadanía es otro de los motivos que han llevado a esta plataforma a movilizarse. 'La conferencia episcopal es la clara vencedora de esta ley', ha dicho Augusto Serrano, portavoz del secretario de STEs Intersindical, al introducir la asignatura alternativa a la religión, una materia que 'será dura y difícil' y que provocará que la mayoría de estudiantes se matriculen en religión, 'donde sólo por asistir a clase obtendrán altas calificaciones', ha asegurado esta plataforma.

Por otra parte, Serrano ve a las lenguas españolas diferentes al castellano como las 'claras derrotadas', ya que 'se las coloca en un nivel injustificable' en comunidades donde la inmersión lingüistica 'está funcionando'. 'Nos parece fuera de la ley y de lugar tener que acudir a centros privados para estudiar en otra lengua', ha dicho.

'En un país con seis milllones de parados y una juventud sin futuro y condenada a la emigración, el Gobierno volverá a convertir a la FP en la hermana pobre del sistema educativo', ha explicado José Campos, secretario general de FECCOOO, quien espera que las movilizaciones sean masivas porque 'hay razones de sobra para continuar con las protestas' mientras el Gobierno solo siga 'escuhando a la Conferencia Episcopal y a las empresas educativas'.

Carlos López, de FETE-UGT, ha explicado que, con esta ley, 'la educación deja de ser la que genera una cohesión social' y supone una 'merma en la igualdad de oportunidades' con el desmantelamiento de programas de ayudas y becas, convirtiendo la educación en 'un sálvese quién pueda'. 'No tiene sentido que unos centros reciban dinero y otros tengan que cerrar', ha criticado en referencia al aumento de los fondos destinados a los colegios concertados, algo que 'responde a demandas de la patronal privada y de la Iglesia', a matizado. Por ello llaman a la movilización del día 13 que, según a dicho, están dispuestos a 'mantener en el tiempo'.

Tohil Delgado, secretario general del sindicato de estudiantes, ha explicado que el día 13 reflejará 'el clamor de la juventud, de los padres y los profesores' contra unos recortes en el sistema educativo que 'no tienen precedentes' y en contra de 'una reforma que pretende devolvernos a la escuela de los años 60', que 'recupera las reválidas franquistas para expulsar del sistema educativo a miles de jóvenes' y que trae de nuevo 'la segregación en función de posibilidades económias' y que 'mete con calzador la religión en la aulas'.

También supone 'el mayor ataque' a las lenguas cooficiales 'desde tiempos del dicatador', ha explicado Delgado. Wert 'sólo busca desmantelar la educación pública' en todos sus niveles ha dicho, ya que 'la memoria económica oculta de este anteproyecto prevé recortes de 11.000 millones de euros para el 2015', por lo que su organización no sólo llamará a la movilizacióndel día 13, sino que ha anunciado una huelga de 72 horas para los días 5,6 y 7 de febrero, una huelga que, de momento, no secunda ninguna otra plataforma.