Público
Público

Rajoy enmudece al ser preguntado por los 'trapos sucios' de Valencia

Rajoy dijo que le gustaría que "los jueces fallasen" y reconoció que la situación "no es grata para nadie"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de la foto en la cola del paro, de la del comedor social y de la que se hizo con los representantes del mundo de las artes escénicas, Mariano Rajoy se reunió ayer con una delegación del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) para abordar los principales problemas que afectan a este colectivo. Tras el encuentro, el líder del PP visitó una lavandería industrial de la Fundación Once y aprovechó para proclamar que uno de los objetivos de su partido es 'la igualdad de oportunidades y la inserción laboral de las personas con discapacidad'.

La cita fue muy interesante pero el escenario dio pie a múltiples chascarrillos. Sobre todo cuando uno de los trabajadores invitó al dirigente conservador a que le siguiera para mostrarle el recorrido que hacía la ropa sucia. 'Al final sale toda limpia', señaló un dirigente del PP. Fue inevitable que, en ese momento, a algunos de los presentes les recorriera una escalofrío pensando que la visita podía terminar vinculándose a la situación que atraviesa el partido en el País Valencià donde su presidente, Francisco Camps, está imputado por cohecho impropio y los presidentes de las diputaciones de Castellón y Alicante, Carlos Fabra y José Joaquín Ripoll, están siendo investigados por corrupción.

Al final, en rueda de prensa, fue inevitable que surgiera la pregunta: '¿Piensa usted lavar la imagen de su partido?'. 'Muchas gracias', fue toda su respuesta. Había hablado de ETA y de los liberados sindicales pero ante el tema de la corrupción, enmudeció. Sus colaboradores insistían en que no había nada que hacer porque la imagen de la formación valenciana es 'muy buena tal y como señalan todos los sondeos'.

En una entrevista en Telecinco, sí abordó el asunto. Rajoy dijo que le gustaría que 'los jueces fallasen' y reconoció que la situación 'no es grata para nadie'. Reiteró su apoyo a Camps y remarcó que para actuar, él necesita 'pruebas'. No le vale con los informes policiales, ni con lo que ha denunciado Hacienda y la fiscalía.