Público
Público

Los rebeldes libios piden al Gobierno ayuda urgente

Emplazan a las empresas españolas a volver a su país y cobrar con cargo a los "activos congelados" a Gadafi. Jiménez anuncia que explorarán «todas las vías"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo Nacional de Transición (CNT), formado por los opositores libios al régimen de Muamar Gadafi, ha ganado reconocimiento internacional en el último mes, pero le faltan medios económicos para poder 'tener resultados' y 'responder a las necesidades del pueblo', que quiere que el coronel 'abandone el poder'. Así se expresó el presidente del Consejo, Mahmud Jibril, que emplazó hoy a las empresas españolas entre ellas Repsol y otras que participan en la reconstrucción de sus infraestructuras a 'volver a empezar su trabajo en Libia'.

En su primera visita oficial a España, apenas un mes después de que la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, visitara Bengasi y reconociera al Consejo como 'representante legítimo del pueblo libio', Jibril afirmó que los rebeldes están 'más que dispuestos' a dar libertad al Gobierno español para que lo que inviertan esas empresas para instalarse de nuevo en Libia, se deduzca luego de los fondos bloqueados en España al régimen de Gadafi.

El presidente Jibril analiza hoy con Zapatero la situación en Libia

Unos activos cuya cuantía no desveló el presidente y que la ministra dijo desconocer, si bien fuentes de la delegación libia estimaron en 'miles de millones de dólares'. Consciente de que la situación en España no es muy buena, según señaló ante los medios, el representante de Gobierno de Bengasi propuso esta fórmula de colaboración entre España y Libia.

Jibril también quiso trasladar tranquilidad a los empresarios españoles, subrayando que las autoridades rebeldes respetarán 'todos los contratos legales del régimen libio, siempre que estén de acuerdo con los intereses del pueblo'.

La ministra Jiménez admitió que es necesario 'apoyar financieramente y de forma urgente' al Consejo Nacional de Transición. Sin embargo, no concretó el modo en que España brindará su apoyo. 'Estamos abiertos a explorar todas la vías necesarias porque consideramos legítimo y necesario que el CNT tenga todos los medios'.

El objetivo, señaló Jiménez, es tener la solución 'cuanto antes'. Ahora bien, recordó, sin perder de vista los límites establecidos en la resolución de Naciones Unidas. El ministro de Hacienda del Gobierno de Bengasi, Ali Al-Tarhouni, que forma parte de la delegación de los representantes libios, se entrevista hoy con responsables del Ministerio de Economía para tratar cuestiones como la posible canalización de los recursos.

Además de esta reunión, y con el objetivo de que los representantes del CNT planteasen sus necesidades, hoy se celebró un encuentro entre el ministro de Sanidad del CNT Naje Barakt y el secretario general del Ministerio. La jornada se completó con la visita al responsable de política internacional del PP, Jorge Moragas. La visita concluye mañana con la reunión entre Jibril y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En el horizonte de la ministra Jiménez está la transición a un régimen democrático en 'la que hay que trabajar de forma intensa'. El presidente Jibril señaló que 'el primer paso es que Gadafi abandone el poder' y recordó que el conflicto sigue abierto en Libia. En este sentido, se preguntó que ocurrirá si el coronel no abandona el poder. Así reclamó una 'respuesta más alta' de la comunidad internacional porque 'el pueblo libio tiene la respuesta'.

Sobre las relaciones con el Gobierno de Trípoli, Jibril diferenció entre la reforma y el cambio de régimen. Sólo si Gadafi 'anuncia su dimisión' podrán abrir un proceso de negociación que aboque al cambio de régimen. En caso contrario, sólo se podría hablar 'de reformas cosméticas', una opción que no le satisface.