Público
Público

Rubalcaba responde a Tomás Gómez reclamándole lealtad

El líder del PSOE insiste en que no convocará primarias hasta pasadas las elecciones europeas de 2014. El Consejo Territorial obvia el debate soberanista abierto en Catalunya, pero acuerda que los socialistas revertirán todas las pr

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El máximo dirigente del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, no ha querido que el envite que le ha lanzado esta mañana el líder del PSM, Tomás Gómez, ensombreciera las propuestas que ha planteado esta mañana durante el Consejo Territorial que se ha celebrado en la sede federal de su partido, en Madrid, Pero no ha podido disimular cierta molestia cuando se le ha preguntado acerca del emplazamiento del secretario general de los socialistas madrileños para que ceda el testigo y facilite la llegada de nuevas personas con nuevas ideas a través de la convocatoria de un congreso extraordinario.

Nada más ser preguntado sobre este asunto, el secretario general de los socialistas ha recordado que Gómez ha sido el único que ha puesto de manifiesto la división existente entre quienes creen que se deben respetar los tiempos para renovar el PSOE o quienes, como el líder del PSM, consideran que nada se puede hacer con la actual dirección, por encontrarse ante un fin de ciclo. 'Ha habido 18 reflexiones contrarias a la del secretario general del PSM y mi postura es la de esas 18', ha recalcado durante la rueda de prensa posterior a la reunión de los barones.

Así, el líder de los socialistas ha suscrito de principio a fin la frase del vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Mario Jiménez, que tras la intervención de Gómez en el Consejo Territorial le ha reclamado a éste 'lealtad hacia arriba y hacia abajo'. 'Es exactamente lo que hay que hacer', ha considerado Rubalcaba. Por eso, a pesar de que la intervención del líder del PSM -y su filtración a los medios- haya ensombrecido el Consejo Territorial de este sábado, Rubalcaba no ha tenido más remedio que agradecer a Gómez que planteara sus propuestas cara a cara y en un órgano del partido, y no a través de la prensa o las redes sociales. 'Me parece lo normal que sea así. Las críticas a un partido se tienen que hacer en los órganos del partido', ha asegurado.

Sí ha dejado claro, en todo caso, que entre sus planes no está, ni mucho menos, la renuncia a la Secretaría General, sin descartar, además, la posibilidad de que vuelva a presentarse a las primarias que celebrará el PSOE para dar con su próximo candidato a la Presidencia del Gobierno. 'Yo me presenté a la secretaria general porque creí que podía ser útil. Y estoy en este puesto porque considero que puedo ser útil y porque el PSOE me votó', le ha recordado Rubalcaba a todo el que cuestione su liderazgo.

 'Haré lo que resulte más útil para mi partido de aquí en adelante', ha concluido, tras ser preguntado expresamente por si estaba entre sus intenciones presentarse a las primarias y después de que inicialmente respondiera con un 'dios dirá' que ha desconcertado a todos los periodistas que acababan de escuchar al líder del PSOE lanzando todo un alegato a favor de la laicidad de la educación.

La reunión de hoy sí ha servido para arrojar algo de luz sobre la fecha que escogerá la dirección de los socialistas para convocar las primarias que en la última semana han traído de cabeza al propio Rubalcaba, ante las voces críticas que le han exigido que acelere el proceso. El Comité Federal del próximo 12 de enero refrendará, previsiblemente, la propuesta que ha presentado hoy el líder del PSOE y que prevé celebrar el proceso interno entre las elecciones europeas del 2014 y las autonómicas y municipales de 2015. El máximo dirigente socialista afirma haber contado con el apoyo 'prácticamente unánime' de los líderes regionales, con la obvia excepción del madrileño.

Pero lo que no ha concretado en absoluto el Consejo Territorial es precisamente uno de sus principales cometidos: unificar el discurso socialista entorno a un único modelo de Estado. Era especialmente importante esta reunión de los barones, sobre todo después del debate abierto en Catalunya a raíz del auge independentista que se escenificó en la Diada, y del estrepitoso fracaso en las urnas de los socialistas catalanes y de su propuesta federalista .

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha vuelto a defender el derecho a decidir que llevó en su programa electoral, pero no ha logrado que los demás secretarios generales iniciaran un debate al respecto. 'Tiempo tendremos de hablar de eso', se ha limitado a señalar en rueda de prensa el propio Rubalcaba.

En lo único que parece estar centrada la dirección de los socialistas es en la construcción del 'gran proyecto' que pretende poner en marcha a partir del año que viene para recuperar la confianza ciudadana. El camino se iniciará en el Comité Federal del 12 de enero. Ese día comenzará la conferencia política que se desarrollará en los meses siguientes y que culminará con una 'gran conferencia' en octubre. Será un cónclave 'abierto y participativo', al que Rubalcaba ya ha invitado a 'todos los sectores progresistas' de la sociedad.

La discusión sobre el modelo territorial se relegará, pues, hasta comienzos del año que viene. Y se incluirá dentro de las 'reformas de fondo' que pretenden activar los socialistas y que deberá implicar cambios en la Constitución. Se trata de 'recuperar el consenso territorial y de mejorar estado autonómico con sentido federal'.

El PSOE ha encargado este sábado a una comisión presidida por el presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, ir elaborando ese modelo territorial. Habrá un grupo de trabajo relacionado con el consejo territorial que se juntará antes del verano y que dictará sus conclusiones 'para tener una España unida fuerte, que garantice la diversidad e igualdad de derechos'.

El proyecto alternativo que diseñarán los socialistas a lo largo de 2013 estará especialmente centrado en garantizar los servicios públicos básicos. Pero la principal novedad que ha anunciado este sábado el propio Rubalcaba es que  cuando el PSOE llegue al Gobierno revertirá todos los intentos por privatizar la sanidad. 'Echaremos atrás los procesos de privatización que se están llevando a cabo. Y Vamos a recuperar el carácter público y gratuito', ha insistido.