Publicado: 29.08.2015 17:32 |Actualizado: 29.08.2015 17:50

Tres neonazis golpean y graban una esvástica a un menor en Bilbao

La agresión se ha producido en Arangoiti, un barrio en el que habían aparecido numerosas pancartas ultraderechistas. Los padres de la víctima han presentado una denuncia ante el Juzgado de Guardia de la capital vizcaína.

Publicidad
Media: 3.65
Votos: 17
Comentarios:
Imagen del brazo del menor tras la agresión por parte de miembros un grupo de extrema derecha.

Imagen del brazo del menor tras la agresión por parte de miembros un grupo de extrema derecha.

BILBAO.- Los neonazis de Bilbao ya no se dedican únicamente a colocar pancartas. En la madrugada de este viernes, tres ultraderechistas abordaron a un menor en el portal de su casa en el barrio de Arangoiti. Amparados por la oscuridad, dos de ellos sujetaron al joven, cuya identidad se mantiene en reserva, mientras que el restante se encargó de grabarle una esvástica y un “88” –número con un especial significado entre los grupos neonazis— con una navaja en su brazo izquierdo. Cuando acabaron, le dieron una paliza y se marcharon.

Según ha podido confirmar Público, los padres del joven agredido han interpuesto una denuncia ante el juzgado de guardia de la capital vizcaína, que estos días vive sus fiestas populares. De hecho, el menor volvía de las txosnas —recinto festivo que impulsan los colectivos sociales, culturales y políticos— cuando, en plena madrugada, fue interceptado por el trío de neonazis. Hoy no sólo conserva los emblemas grabados con la navaja, sino que también cuenta con magulladuras en el rostro. “Todo indica que le estaban siguiendo”, han señalado fuentes cercanas al joven a este periódico.



Amantes de Amanecer Dorado

Durante los últimos meses, los barrios de Arangoiti y Deusto habían experimentado un preocupante repunte de propaganda nazi, lo que ya había generado alarma entre los vecinos de ambas zonas. Algunas de las pancartas retiradas por los servicios de limpieza del ayuntamiento de Bilbao hacían alusión a Amanecer Dorado, el partido neonazi que ha conseguido aumentar considerablemente su popularidad en Grecia.

Imagen de la cara del menor tras la agresión por parte de miembros un grupo de extrema derecha.

Entre pancarta y pancarta, los seguidores de Hitler también tuvieron tiempo para ensayar ataques: en julio del año pasado, varios activistas neonazis agredieron a un militante antifascista bilbaíno. Aquel hecho se produjo en la zona de Zurbaranbarri. Al igual que en el caso de esta semana, la agresión tuvo lugar en plena madrugada. “Fueron varios neonazis quienes le atacaron por la espalda para luego tirarlo al suelo y patearlo con saña, reventándole la parte exterior de un ojo y dejándole magulladuras por todo el cuerpo”, denunció entonces el colectivo Sare Antifaxista.

Del mismo modo, los neonazis que actúan en esta zona también se habían dedicado realizar pintadas en la Herriko Taberna y el “Gazte Lokala” —centro juvenil okupado— de Deusto. Además de dibujar la esvástica y el “88”, los ultraderechistas aprovechaban sus “obras” para pedir la libertad de Josué Estébanez, el extremista que en noviembre de 2007 asesinó al antifascista madrileño Carlos Palomino. Asimismo, en enero pasado también aparecieron pintadas xenófobas en el exterior del centro Lagun Artean, situado en el mismo barrio. Cansados de tanto spray, los nazis bilbaínos han decidido pasar a los golpes.