Público
Público

Zapatero acelera las medidas de ajuste

El Gobierno quiere reunir al Congreso la próxima semana para analizar la situación y solicitar que las reformas sean "aprobadas con carácter de urgencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al final habrá un nuevo adelanto. Pero no electoral, como ha reclamado el PP durante el mes de agosto, sino del curso político, que se iniciará en unos días, y de la entrada en vigor de las nuevas medidas anticrisis. El ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, anunció ayer que el Gobierno va a solicitar este viernes un pleno extraordinario del Parlamento con el fin de que las recetas para reducir el déficit que tiene previsto aprobar en Consejo de Ministros ese mismo día 'sean aprobadas con carácter de urgencia'. El Ejecutivo planea sacar adelante una medida encaminada a mejorar la recaudación del impuesto de sociedades y otra para lograr la reducción del gasto farmacéutico. El ministro cifró en 5.000 millones los ingresos que pueden reportar a las arcas públicas estas reformas. Ambas son necesarias, subrayó, para cumplir el objetivo de cerrar las cuentas públicas de 2011 con un déficit máximo del 6%.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defenderá personalmente en ese pleno del Parlamento ambas iniciativas y aprovechará para abrir un debate sobre la situación económica.

La mayoría de los grupos respalda que Zapatero acuda al Parlamento

Tras un mes plagado de turbulencias en los mercados que acentuaron la crisis de deuda en España y con la campaña electoral para el 20-Na punto de comenzar, los diputados acortarán finalmente sus vacaciones con la intervención del presidente en el pleno extraordinario. El primero de carácter ordinario está previsto para el 13 de septiembre.

Como el Parlamento está de vacaciones, la celebración del pleno extraordinario tendrá que ser acordada por la Diputación Permanente, órgano en el que están representados todos los grupos parlamentarios. Según el reglamento, será convocado por el presidente de la Cámara 'a iniciativa propia o a petición de dos grupos o de una quinta parte de los miembros' de la Diputación Permanente.

Blanco subraya que la prioridad sigue siendo cumplir el objetivo de déficit

Atendiendo a los plazos y al calendario, la decisión podría adoptarse el lunes o el martes, apuntan fuentes de la Cámara baja. El presidente del Congreso, José Bono, ya tenía previsto convocar la Diputación Permanente para la próxima semana, en respuesta a la solicitud de comparecencia registrada por el PP el 11 de agosto.

Dado que hay que convocar el pleno con 48 horas de antelación, explican en el Congreso, el pleno podría celebrarse el miércoles o el jueves. El viernes 26 está prevista, además, la celebración del segundo Consejo de Ministros extraordinario anunciado por Zapatero, en el que el Gobiernoestudiará, entre otras medidas, la prórroga de la ayuda de 400 euros del Plan Prepara.

La votación para que Zapatero comparezca la próxima semana contará, previsiblemente, con el apoyo de la mayoría. Hace siete días, el líder de los conservadores, Mariano Rajoy, ordenó a su grupo parlamentario que pidiera la comparecencia del presidente con carácter urgente.

El pleno extraordinario se celebrará el miércoles o el jueves

A través de un comunicado, los conservadores criticaron 'la situación de desgobierno' en que en su opinión se encuentra España e instaron al jefe del Ejecutivo a dar explicaciones en la Cámara baja 'ante la gravedad de la situación económica'. Esta demanda, sin embargo, se produjo una semana después de que la prima de riesgo de la deuda soberana de España alcanzase su máximo histórico (el 4 de agosto cerró en 398 puntos básicos).

A los grupos mayoritarios se suman otros como CiU, PNV e IU, que también se han mostrado partidarios de que el presidente se explique en el Congreso. Sus portavoces fueron informados por Zapatero de la difícil situación económica a principios de agosto. Entonces, la evolución de la prima de riesgo (que mide el diferencial de la deuda con Alemania) se había disparado y todavía no se habían hecho públicas las propuestas de a canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, para salir de la crisis.

El portavoz del Gobierno saludó el camino elegido el martes por ambos líderes. Así, celebró la propuesta de fundar un verdadero gobierno económico europeo. 'Entendemos que hay que empezar por constituir y reforzar la gobernanza económica', señaló Blanco, que también subrayó que el Ejecutivo seguirá defendiendo los eurobonos para frenar el ataque de los mercados. Aunque también admitió que estos 'son el final, no el principio'.

Por su parte, la coordinadora del Comité Electoral del PSOE, Elena Valenciano, hizo hincapié en que las medidas propuestas por Merkel y Sarkozy como la tasa sobre las transacciones financieras han sido defendidas 'desde hace muchos años' por los socialistas europeos. En una entrevista en Punto Radio, Valenciano recordó que la 'defensa de la UE' para proteger el Estado del bienestar, ha sido seña de identidad de los socialdemócratas.