Fotogalerías
Dos voluntarias de Médicos Sin Fronteras saludan a las personas que viajaban en el Aquarius a su llegada a València. - EFE