Publicado: 03.07.2015 20:10 |Actualizado: 04.07.2015 16:12

Albarracín: "Solamente el 10% del total de la deuda helena ha sido empleada en beneficio de los griegos"

El economista y sociólogo es miembro del Comité de la Verdad de la deuda griega y trabaja en el Parlamento Europeo asesorando al Grupo de la Izquierda Europea. 

Publicidad
Media: 4.69
Votos: 13
Comentarios:
Daniel Albarracín, trabaja para Podemos en Bruselas y es  miembro del Comité de la Verdad de la deuda pública griega.- PÚBLICO

Daniel Albarracín, trabaja para Podemos en Bruselas y es miembro del Comité de la Verdad de la deuda pública griega.- PÚBLICO

MADRID.- Daniel Albarracín vive a caballo entre Madrid, Bruselas y Atenas. En la capital belga trabaja en el Parlamento Europeo, como miembro de Podemos, asesorando al grupo de la Izquierda Unitaria. En Grecia forma parte del Comité de la Verdad de la Deuda Pública Griega, que ha hecho público un informe que revela el carácter ilegal, ilegítimo, odioso e insostenible de la gran parte de la deuda griega. "Concretamente, entre un 70% y un 90% de la deuda", denuncia este economista y sociólogo.

Partidario del 'No' en el referéndum, Albarracín considera que el único 'pero' a la gestión de Tsipras es que aún no tiene diseñado un plan 'B', 'C' o 'D' en el caso salga el 'No' en el referéndum y traten de asfixiar económicamente a Grecia. 

Este domingo se dirime el futuro de Grecia. ¿Qué consecuencias tendría la victoria del 'No' en el referéndum?

El referéndum se refiere al acuerdo de la semana pasada y Alexis Tsipras no aspira en ningún momento a que Grecia salga del euro. Utiliza el referéndum como una estrategia de renegociación de las condiciones de un posible acuerdo. Es verdad que si sale un 'No' las instituciones europeas bien pueden hacer una contrapropuesta o bien pueden activar todos los mecanismos que supondrían el cierre del grifo financiero y dejar sin euros a Grecia. En este escenario la moneda de circulación sería el euro pero en la práctica tendría que convivir con otras monedas.

¿Tiene Tsipras una estrategia económica a aplicar si sale el 'No' y el Eurogrupo decide cerrar el grifo?

Esta es una de las grandes carencias del proceso: qué va a hacer Grecia si gana el 'No'. Tsipras aún no lo ha planteado. Si sale el 'No' el Gobierno griego tendrá que poner en marcha un plan, que por las conversaciones que he tenido aún no han ideado. Las soluciones pasan por plantear una política monetaria diferente en la que en la primera fase se pagaría a centenares de pensionistas con pagarés -sería una promesa de pago en euros devaluados- y también habría que barajar la circulación de dinero electrónico utilizando el móvil para la compra de bienes elementales.

"Si sale el 'No' el Gobierno griego tendrá que poner en marcha un plan, que por las conversaciones que he tenido aún no han ideado"

Esta podría ser una fórmula para los primeros meses en los que no llegan euros. Después hay que preguntarse muchas cosas y dar respuesta a los interrogantes. Por ejemplo: ¿Qué tipo de intervención bancaria habría de realizarse? ¿A cargo de quién va a soportarse la carga de la insolvencia que ya padecen los bancos griegos? ¿A cargo acreedores, de los accionistas o de los depositantes?  Grecia no tiene tiempo que perder. El primer día ya tiene que tener una manera de conseguir el control de capitales. No conseguir el control de capitales sería desangrar a Grecia. 



En una entrevista reciente, usted señaló que el gran error de Grecia en las negociaciones de la Troika fue apelar "a una racionalidad moral que está fuera de la lógica de fuerza impuesta por la antigua Troika" y aseguraba que había que "emplear amenazas creíbles". ¿Es el referéndum una amenaza?

Ha sido una respuesta, más que una amenaza. No era la única posible. Hay que plantearse que en una negociación como esta, de reestructuración de la deuda, tal y como plantea la ONU, se debería establecer una moratoria y un tribunal neutral como mínimo. Además, también se podría establecer un control de movimiento de capitales desde el inicio de la negociación. Estas condiciones no se han dado y eso hace que sea un chantaje hacia Grecia. Un referéndum no es una amenaza es hacer que la democracia funcione. Una amenaza creíble sería amenazar con la salida del euro y ese mensaje se está lanzando desde la derecha europea y no desde el Gobierno griego. 

"Un referéndum no es una amenaza es hacer que la democracia funcione"

En el caso de que gane el 'Sí' se trataría de una dura derrota del Gobierno de Syriza. ¿Tendría consecuencias para Podemos? 

Grecia no es España ni los casos son iguales. No obstante, es cierto que utilizarían esto para atacar a Podemos, que se ha solidarizado con Syriza todo este tiempo, pero Podemos, aunque simpatice con Syriza, tampoco tendría la misma política. La crisis de Grecia es una lección para aprender. Una lección apara apoyarles en lo que están haciendo bien, apoyarles en las consecuencias de lo que pase y también una lección para aprender qué cosas se pueden hacer mejor en el caso de que Podemos llegue a La Moncloa. 

Usted está participando en el Comité de la Verdad de la deduda griega que emitió un informe preliminar en el que denunció el carácter ilegal, ilegítimo, odioso e insostenible de los créditos asumidos por el país heleno. ¿De qué porcentaje aproximado estamos hablando?

Para hacernos una idea: Solamente el 10% de la deuda fue empleada para utilidad de los griegos. Según nuestro informe, podríamos estar hablando que entre el 70% y el 90% de la deuda griega puede es suceptible de impago o de exigencia de reestructuración.

"Entre el 70% y el 90% de la deuda griega puede es suceptible de impago o de  reestructuración"

¿Puede sobrevivir Grecia fuera de la Unión Europa?

Sin duda alguna. No sería fácil, pero tampoco lo sería si se mantienen dentro de la Eurozona dada la aplicación drástica de políticas de austeridad. Lo hemos visto en los últimos cinco años. Han tenido un 25% de caída del PIB, que es una situación comparable a un panorama posbélico. Después hay muchas situaciones múltiples, pero se puede sobrevivir, pero no hay que ocultar a nadie que los primeros meses van a ser francamente difíciles.

Por tanto, mientras que las reformas que se emprendan comiencen a dar efectos y cambie el panorama internacional, habrá un periodo donde la dependencia de Grecia de la financiación internacional o de la energía tendrá impacto duro en las condiciones de vida de los griegos. 

¿Y con las condiciones del rescate que imponía la antigua Troika?

Es tan duro una cosa como otra. La diferencia es una cuestión de tiempo. Aceptar el acuerdo supone un empeoramiento progresivo de las consecuencias de vida de los griegos a largo plazo. En décadas. Por contra, emanciparse de estas políticas, en el caso de que Grecia rompa con el Euro, supondría un impacto muy importante para la gente a corto plazo, pero a medio o largo plazo sería mejor. Incluso podría cambiar el panorama internacional y sería aún mejor. 

"Con el 'No' saldrán perjudicados los acreedores, los grandes accionistas de las grandes empresas y la gente que tiene muchos ahorros en el banco"

Otra diferencia fundamental es que con el 'No' saldrán perjudicados los acreedores, los grandes accionistas de las grandes empresas y la gente que tiene muchos ahorros en el banco. El pueblo llano estará protegido, en la medida de lo posible, por el Gobierno de Syriza. Las oligarquías son los que más sufrirían. Un 'Sí' tendría un efecto inverso y afectaría más a las clases populares. La política de la Troika es una política de clase muy clara.

¿Una Grecia fuera del euro caería en los brazos de Rusia?

Por pragmatismo, Grecia tendría que pasar por algún tipo de financiación rusa. Pero la pregunta es: ¿Qué condiciones planteará Rusia para dar financiación? ¿Rusia puede ser una UE bis? 

¿Y China? ¿Puede jugar un rol importante en esta crisis?

Por supuesto. China ya ha comprado el puerto de Pireos. Ahora no quieren comprometerse demasiado por una cuestión geoestratégica de respeto tenso a Estados Unidos. Pero puede jugar un papel, si quiere. No obstante, la suma de la capacidad de financiación de América Latina, China y Rusia es menor que la del BCE. Por lo que no puede sustituirlo a largo plazo, pero a corto plazo sí que puede servir de apoyo.