Publicado: 08.01.2016 12:53 |Actualizado: 08.01.2016 17:14

Destituido el jefe de la Policía de Colonia tras el escándalo de las agresiones

El cuerpo se encontraba en el centro de las críticas por no haber ofrecido detalles de la investigación. El Gobierno ha identificado a 18 demandantes de asilo relacionados con los actos violentos de Año Nuevo.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5
Comentarios:
Varios policías patrullan cerca de la estación central de tren de Colonia, Alemania, el 6 de enero del 2016. EFE

Varios policías patrullan cerca de la estación central de tren de Colonia, Alemania, el 6 de enero del 2016. EFE

BERLÍN. -El jefe de la Policía de Colonia, Wolfsgang Albers, ha sido destituido tras los graves sucesos registrados en Nochevieja en el centro de la ciudad, por los que se han registrado ya más de 170 denuncias de agresiones sexuales y robos a mujeres.

Según avanza el diario local Kölner Stadt-Anzeiger, el Ministerio del Interior del estado alemán de Renania del Norte Westfalia, en el que se encuentra Colonia, ha decidido su retiro temporal ante la pérdida de confianza.

La policía local de Colonia se encontraba en el centro de las críticas por no haber ofrecido datos concretos de las actuaciones realizadas durante aquella noche. Poco antes de conocerse esta información, la alcaldesa de la ciudad, Henriette Reker, manifestó que su confianza en el jefe de Policía se había roto tras comprobar que los datos que le facilitó tras los sucesos de la Nochevieja no reflejaban lo sucedido, ya que, por ejemplo, no le informó de la presencia de solicitantes de asilo en el lugar.

El Gobierno alemán ha anunciado este viernes que entre los detenidos por su supuesta implicación en los actos violentos de Colonia había varios demandantes de asilo.

El portavoz del ministerio Tobias Plate dijo en una conferencia de prensa que la policía federal había identificado a 31 personas que participaron en los actos, de los cuales 18 estaban en proceso de solicitar asilo en el país.

Plate dijo que la gran mayoría de los 32 actos punibles documentados por la policía estaban ligados a robos y lesiones. Tres de ellos estaban ligados a asaltos sexuales, aunque la policía no tenía nombres vinculados a esas acciones.

Añadió que de las 31 personas interrogadas, nueve eran argelinos, ocho marroquíes, cinco iraníes y cuatro sirios. Dos alemanes, un iraquí, un serbio y un estadounidense también estaban entre los que se cree que cometieron delitos esa noche.



121 denuncias

Según los últimos datos de la policía alemana, en Colonia se han presentado 121 denuncias, de las que 75% relatan agresiones sexuales y robos y también se informó de dos violaciones.

El escándalo de las múltiples agresiones sexuales sufridas en el centro de Colonia en Nochevieja han conmocionado a la sociedad alemana y espoleado el debate en torno a la crisis de los refugiados y su integración.

A raíz de estos sucesos, el gobierno de la canciller Angela Merkel estudia la posibilidad de modificar la legislación vigente para poder expulsar a sus países de origen a los refugiados que sean condenados. El portavoz de la Cancillería Georg Streiter declaró que no aclarar todos los detalles de lo sucedido perjudica al estado de derecho, pero también a la gran mayoría de los solicitantes de asilo que han buscado refugio en Alemania.